Tras la aparatosa caída de Olmedo (5-0) ante Deportivo Cuenca, el DT Luis Espinel rescató la “valentía” de un equipo que se “desmorona” y que va camino a la serie B de la LigaPro para el 2022.

Problemas dirigenciales, económicos y hasta logísticos afectan a Olmedo, lo último fue el viaje de la plantilla por medios propios al no contar con el encargado del bus que debía transportar al equipo hasta la capital azuaya.

En cancha se reflejan todos los problemas, con una nómina limitada, que tiene “con las manos atadas” a Espinel y su cuerpo técnico.

El equipo se desmorona con el paso del tiempo, no tenemos instrumentos, no tenemos armamento, es muy complicado el tema”, apuntó el estratega olmedino.

Publicidad

“Del juego, rescatar la valentía de los jugadores y el cuerpo técnico para trabajar y buscar sumar puntos en cada pelea que tenemos, pero al final de cada partido la desventaja es muy grande, peleamos contra equipos bien estructurados, acá somos nosotros y los jugadores, nada más”, indicó.

Espinel dispone de catorce jugadores para cada jornada. “Tenemos plantilla reducida, por suerte hasta ahora no se ha lesionado ningún jugador. Comenzamos bien el partido, los 20 minutos primeros estuvimos con mayor opción que el Cuenca hasta que llegó el primer gol, luego el equipo se desmoronó. No hubo sostén de nada”, lamentó Espinel.

Carlos Orejuela abrió el marcador al minuto 20, con un balón desviado en Jerry León se marcó el 2-0 (minuto 32). A los 52 minutos, Cristian Penilla anotó el 3-0, Diego Dorregaray puso la cuarta (78 minutos) y Andrés Chicaiza cerró el 5-0 al minuto 83.

No tenemos escudos, no tenemos protección, armamento y eso duro para quienes estamos luchando, frenteando esto que somos los jugadores y el cuerpo técnico que desearíamos estar en otras instancias, pero de todo se aprende en la vida y hoy estamos aprendiendo de esto también”, expresó Espinel.

Aunque es crítica la situación de su escuadra, el estratega enfatizó en que cumplirá su contrato hasta final de temporada con Olmedo.

“Como entrenador y líder me formé para eso, es difícil abandonarlos y por eso seguimos aquí”, dijo el entrenador, que aspira a que el club tenga un mejor futuro “porque es una institución tradicional del país y con un título nacional. El club deberá tener una reingeniería para arreglar las cosas”, concluyó Espinel. (D)