Un corte de energía eléctrica, por el sector donde se ubica el estadio Atahualpa, obligó a que la noche de este sábado el duelo entre Universidad Católica y Emelec, por la fecha 11 de la Liga Pro, tuviera un retraso en su inicio.

Para las 18:00 estaba previsto el arranque del compromiso, sin embargo, la falta de iluminación artificial derivó en que hubiera que esperar 45 minutos (por el reglamento).

Previamente, José Pileggi, titular de los millonarios, reprochó el hecho de que el escenario deportivo quiteño no tenga un sistema eléctrico de respaldo.

Publicidad

“Cada partido tiene su historia, pero en este nos estamos llevando la ingrata sorpresa de que no hay luz. Hablé con el presidente de la Liga Pro (Miguel Ángel Loor) y le dije que no es posible que un escenario deportivo como este no tenga un sistema de respaldo como deben tener todos los escenarios”, señaló el directivo a radio Área Deportiva.

“Vinimos en un (vuelo) chárter a este partido, no nos podemos quedar hasta mañana (domingo). Aparte tenemos que viajar después a Argentina. Hemos venido con todos nuestros jugadores, elementos recuperados y que iban a tener acción”, añadió Pileggi. (D)


Publicidad