Aníbal Chalá fue protagonista, en enero pasado, del tercer ‘camisetazo’ en el Astillero en tiempos recientes al ser contratado por Barcelona SC para la temporada 2024, habiendo jugado en la campaña previa en Emelec.

En el 2019, a Billy Arce los azules lo separaron por indisciplina y a mediados de ese mismo año aterrizó en el campamento canario, donde su mala conducta desembocó en un arresto por manejar en estado de ebriedad. Luca Sosa, zaguero argentino-ecuatoriano, fue eléctrico en el 2021, pero la dirigencia resolvió no adquirir sus derechos deportivos y desde el 2022 está con los amarillos.

El caso del lateral izquierdo es distinto a los de Arce y Sosa: el pasado 13 de diciembre, Emelec aseguró que “oportunamente ejerció la opción de compra para la adquisición definitiva de los derechos federativos y económicos de Aníbal Chalá.

Publicidad

De esta forma el club y el jugador han renovado su vínculo hasta diciembre del 2026″. En el comunicado se emplearon las palabras “compra”, “renovado”, “vínculo”, pero no se aclaró nada específicamente de la permanencia de Chalá en el equipo para el 2024.

En cambio, Barcelona SC fue más rotundo en enero. Los toreros informaron que -tal como se había filtrado hace varias semanas- Chalá dio un camisetazo y que además “llega en condición de jugador libre y ha firmado un contrato por cuatro temporadas”. Es decir, en los catorce meses de José Pileggi como presidente el carchense sería el cuarto jugador que se marcha gratis de Emelec.

Pileggi, a inicios de marzo pasado, indicó que los eléctricos tenían lista una demanda contra el jugador y el reclamo de un pago de $600.000 por parte de los amarillos.

Publicidad

“Buscamos lo que establece el contrato, una reivindicación por parte del club que lo haya contratado o inscrito, en una suma que ronda $600.000”, decía el titular azul.

La mañana de este lunes, Antonio Alvarez, dirigente de los toreros, fue contundente contra el presidente millonario.

Publicidad

“No es coincidencia que el presidente Pileggi no haya estado en un partido importante de Emelec y que se haya ido con la selección (de Ecuador) a ver los partidos contra Guatemala e Italia (en Estados Unidos), está de mejor amigo con la FEF (Federación Ecuatoriana de Fútbol)”, expresó.

“Ayer creo que fue un partido dudoso (el domingo ante Técnico Universitario en Ambato que quedó 1-1), contra El Nacional también lo fue recontra que hiper dudoso y me río por todo lo que sé”, añadió Alvarez en conversación con radio Huancavilca.

Y el dirigente amarillo prosiguió: “que demanden 700 veces, los esperamos con los guantes puestos”. (D)


Publicidad