A jornada seguida Independiente del Valle jugó y sufrió una derrota de visita, la última ante Macará (3-1), aunque por juego y opciones de gol los negriazules debieron obtener un mejor resultado, según destacó su entrenador, Renato Paiva.

Para el DT, el partido en el Bellavista fue “injusto, muy ingrato”, y es que a decir del portugués sus dirigidos generaron más opciones de gol que el ídolo ambateño.

“Generamos muchas oportunidades de anotar, más que ante Orense (derrota 2-0), pero otra vez desperdiciamos goles casi hechos. Tuvimos muchas llegadas, como queremos atacar, pero en la primera que llegó el adversario nos hace el gol”, lamentó Paiva.

Una anotación de Aarón Rodríguez a los 11 minutos adelantó a los celestes en la primera parte. Al 48 min, Segundo Portocarrero puso el 2-0, Pedro Vite ubicó en pelea a la visita con el 2-1 al 62 min, pero Jhon Santacruz sentenció el juego con el 3-1 (90+2 min).

“No hacemos goles y hay errores individuales, nos está pasando de todo, pero esto va a cambiar, el equipo lo va a demostrar. No hay pociones mágicas, esto es de tiempo y trabajo, no es el inicio que queríamos en cuestión de resultados, pero me interesa el proceso y eso ha mejorado. Esa forma de juego (al ataque) es lo que queremos, que el equipo evolucione en ese aspecto”, dijo el timonel rayado.

Paiva destacó el volumen de juego de sus dirigidos. “Hay ocasiones de hacer goles”, dijo el luso, pero enfatizó: “Un equipo que quiere ganar tiene que ser más ‘asesino’ al momento de hacer gol y nosotros no estamos con eso, generamos y no hacemos goles. Claro, generar ocasiones deja a mucha gente adelante y más te expones a las situaciones ofensivas del rival”.

En dos juegos, Independiente marca un gol y recibe cinco, pero Paiva advierte que hay avances en el trabajo de su plantel.

“Lo importante es la evolución que tenemos con el equipo, no del resultado porque el camerino está destrozado por la derrota luego del buen partido que el equipo ha hecho”, señaló.

“Macará fue eficaz y se benefició por nuestros errores, pero luego del primer gol solo Independiente jugó en esta cancha (Bellavista)”, dijo el entrenador Paiva, quien aún no conoce lo que es ganar en el banquillo rayado, al que llegó para esta temporada. (D)