En medio de la crisis económica de la pandemia del COVID-19, pero de la mano de inversión privada, Independiente del Valle levanta un estadio con aforo para 12.000 espectadores, que espera tenerlo listo en pocas semanas.

La edificación se levanta en el centro de alto rendimiento, en Chillo Jijón. Su anuncio fue la sorpresa del club en el acto de presentación de la colección de uniformes para el 2021.

El escenario será la casa de los negriazules en sus tres categorías principales, Independiente del Valle en Serie A, Independiente Juniors de Serie B y Dragonas IDV en la Superliga Femenina.

El proyecto se inició en septiembre del 2020 y al momento la obra está adelantada. La tribuna principal (occidental), que albergará camerinos, museo, suites y zona de prensa estaría lista en un mes, por lo que la directiva rayada aspira a estrenarlo en la tercera fecha de la LigaPro, en juego ante Mushuc Runa.

La tribuna oriental estará en los siguientes tres meses, y posteriormente las generales, con lo que la casa de los rayados se completaría hasta septiembre, con todas las exigencias y normativas de FIFA y Conmebol.

El costo de la obra es de 12 millones, financiado con dineros del club y apoyo de empresa la privada, con el principal aporte de Banco Guayaquil, cuyo nombre llevará el estadio en un acuerdo inicial de cinco años.

Entre las zonas que estarán habilitadas en el escenario está una fan zone en la parte frontal, una playa de estacionamiento con 1.500 puestos y un museo en el que se expondrá la historia de un club que en su primera década en el profesionalismo ya brilló a nivel internacional. (D)