La tenaz marca de Liga de Quito en el medio campo y la defensa incomodaron al volante creativo Kendry Páez, quien no pudo brillar a plenitud con su juego para construir las acciones que permitieran a sus compañeros de Independiente del Valle hacer daño a los albos.

Los equipos igualaron a cero en el estadio Banco Guayaquil en el primer encuentro por la final de la Liga Pro. El domingo 17 de diciembre será el desenlace, en el que se espera un choque friccionado y tenso por la conquista del título en esta campaña.

En Ecuador, el 75% de las veces el ganador de la final de ida se coronó campeón nacional

Sobre el empate contra los blancos, Páez (de 16 años) comentó: “Sabíamos que iba a ser un rival muy complicado. Mucha pena de no poder sacar los tres puntos, sobre todo sabiendo que de local tenemos que ganar siempre”.

Publicidad

Luis Zubeldía: La historia se termina en Casa Blanca

También destacó el desempeño que tuvo Alexander Domínguez, quien detuvo las arremetidas de Michael Hoyos, Junior Sornoza, Matías Fernández, entre otros.

‘Detalles evitaron nuestro gol’, dice Martín Anselmi con el empate de Independiente del Valle en la final de ida de la Liga Pro

“Domínguez es un arquero muy espectacular, jugador de Selección y experiencia. Me sentí muy orgulloso con todo el grupo. Lo hicimos de la mejor manera”, resaltó el jugador, quien se unirá al Chelsea en el 2025.

Para la revancha en el estadio Rodrigo Paz, Páez comentó: “Que la gente nos siga apoyando. Vamos a dar lo mejor, el 100 %. Para poder salir campeón hay que meter arrechera y huevos”. (D)