Un operativo policial se ejecutó este lunes en el estadio Gonzalo Pozo Ripalda, propiedad de Aucas, club demandado por el exdirectivo Ramiro Gordón, quien reclama se arreglen deudas de su gestión.

El movimiento buscaba incautar los bienes del equipo oro y grana. “El antecedente que tenemos es que existe una deuda a nuestro cliente en un juicio de hace cuatro años y ante la negativa de Aucas se hizo una ejecución forzosa. Se lo declara a Aucas en quiebra y hay un síndico que debe administrar los bienes”, comentó Mario Armendáriz, abogado de Gordón, en diálogo con Área Deportiva.

La orden judicial buscaba hacer efectivo el pago de una deuda con Gordón, administrador oro y grana entre 2012 y 2016, quien reclama a la actual directiva que se resuelvan temas económicos pendientes de su gestión.

“Se está tomando posesión de los bienes de Aucas”, señaló Armendáriz, en referencia a la intervención de autoridades judiciales en el estadio, en el sur de la capital.

Publicidad

Según reveló el jurista, las “obligaciones” de Aucas con Gordón ascienden a 1′254.000 dólares, “más los intereses generados”, monto por el que se espera “una propuesta de pagos con el juez competente”.

Representantes de la parte demandante acudieron al estadio junto con efectivos policiales, quienes ingresaron para registrar los bienes del club.

“Se dieron todas las facilidades, pero no procede la incautación de bienes del club, esa es otra figura legal”, dijo Andrés Báez, gerente del ídolo capitalino.

Ramiro Gordón: Al Aucas no se le roba

Para Machdeportes, Báez especificó que “llegaron con policías, pero nunca llegó a Aucas una citación para algún procedimiento de estos. Buscaron tomar posesión del estadio, pero es algo que no les corresponde”, una situación que el directivo definió como “acción desesperada de querer cobrar (Gordón) algo de lo que no han mostrado evidencia de deuda”.

‘No hay quiebra’

Báez aclaró que “Aucas pagará las deudas legales, de las que se tenga constancia”, pero que pese a la deuda y el juicio que pesan sobre el club oriental, “no se puede declarar a Aucas en quiebra, para que se llegue a eso pueden pasar años, pero sobre todo es una locura que la institución pierda su personería jurídica por dos o tres exdirectivos que buscan aprovecharse de las cosas”.

El directivo lamentó sumar problemas a un plantel golpeado en lo anímico y sanitario, tras la presencia de 23 casos positivos de COVID-19, que mermaron al club para LigaPro y tienen en expectativa para definir la plantilla que reciba este martes (19:30) a Atlético Paranaense por Copa Sudamericana.

Aunque Armendáriz puso en duda el desarrollo del juego ante los brasileños por esta intervención judicial, Báez confirmó que Aucas no tiene impedimento para actuar por la Sudamericana.

“Esto no interfiere, mañana se va a jugar el partido de la Copa”, dijo Báez, quien adelantó además que, en relación con sus últimas presentaciones, Aucas tiene “varios jugadores” recuperados del coronavirus y están a disposición para reforzar el plantel. (D)