La temporada 2023 de Emelec fue un desastre: se quedó sin clasificar a un torneo internacional del próximo año y en la primera parte de Liga Pro estuvo bajo la alarma y la preocupación de ocupar puestos de descenso.

El pasado domingo, en el Capwell, con una victoria 2-1 ante Deportivo Cuenca, los millonarios cerraron su penosa participación en el certamen local.

Hernán Torres, técnico de los azules, que llegó a mediados de temporada tras la salida del argentino Miguel Rondelli, este jueves viajó a Colombia y si luego de la victoria frente a los morlacos había dejado dudas sobre su continuidad, ahora sus palabras dejaron entrever una “despedida”.

Publicidad

El colombiano llegó esta mañana al aeropuerto de Guayaquil y un grupo de periodistas buscó entrevistarlo; en principio, trató de evitar dar declaraciones: “Lo siento, no voy a hablar”.

Sin embargo, mientras se dirigía a la zona de embarque, ante la insistencia de la prensa detuvo por un momento su andar y señaló: “Les quiero agradecer por todo, por esta convivencia en Ecuador, la pasé muy feliz, muy contento y perdonen todo lo malo”.

Al tiempo que añadió: “Uno de los objetivos se cumplió que era salvar la categoría y otro pelear por la fase y no la peleamos. Se trabajó, se luchó, tratamos de hacer lo mejor posible para transmitirle al grupo, que reaccionó y se comprometió”.

Publicidad

Torres, quien tiene contrato hasta junio de 2024, dejó entrever que es posible que no regrese al señalar que a la dirigencia le comunicará “su decisión” y por ende evitó hablar de temas como la pretemporada azul.

“Hemos conversado con el presidente (José Pileggi) y en estos días le expresaré mi decisión, tengo contrato hasta junio, pero sí hay que hablar”, concluyó el colombiano.

Publicidad

La noche del miércoles, desde Colombia se mencionó que Torres está a un paso de asumir la dirección técnica del Deportivo Cali. (D)