Hernán Galíndez está de vuelta al país. Un semestre duró su aventura por el fútbol chileno, del que regresa para vincularse a Aucas, cuadro que negoció la transferencia del seleccionado nacional.

“Pasaron algunas cosas”, dijo Galíndez este domingo a su arribo a Quito, esto por las últimas semanas con la Universidad de Chile, en las que el golero denunció “hostigamiento” de la afición local tras conocerse el fallo de la FIFA por el caso del seleccionado Byron Castillo.

“Hay cosas que son públicas, pero ya lo aclaré en un comunicado. Prefiero no hablar de ese tema y centrarme en lo que viene”, dijo Galíndez para Mundo Deportivo.

El golero confirmó que Aucas es el equipo al que defenderá con su regreso al país, un acuerdo del que restan chequeos médicos y la firma de contrato.

Publicidad

“Espero ser un aporte al equipo”, expresó Galíndez, quien detalló que su arribo al país se da por “un acuerdo entre los dos clubes, una compra de parte de Aucas”, dijo Galíndez, en una transacción cuya cifra asciende a 250.000 dólares, de acuerdo con medios chilenos.

El golero tricolor adelantó el sábado que el principal motivo de su regreso es estar cerca de la selección nacional y asegurar su cupo al Mundial Qatar 2022, lo que confirmó a su arribo.

“Es un momento en el que debo estar cerca del país, por eso soy muy feliz de que haya un equipo que pueda hacer este esfuerzo por tenerme, además que me di cuenta de que quiero más al país de lo que pensaba”, apuntó.

También Galíndez habló del proyecto oro y grana para la segunda etapa de la LigaPro, para la que la dirigencia marca como objetivo principal pelear la etapa, disputar la final y conseguir lo que sería una histórica clasificación a Copa Libertadores.

“Hablé con el profesor (César Farías), me gusta el equipo que ha armado Aucas, su forma de juego, el compromiso de parte del plantel, la dirigencia y la hinchada. Me ilusiona mucho y trataré de ser un gran aporte”, concluyó Galíndez. (D)