Un nuevo reclamo de Barcelona Sporting Club por el arbitraje en Ecuador surgió luego de la derrota del equipo canario en campo de Deportivo Cuenca el jueves (1-0). Tanto Aquiles Álvarez, vicepresidente deportivo de los toreros, como el director técnico, Fabián Bustos, elevaron su queja pública frente a acciones en cancha que, según consideraron, perjudicaron a su elenco y conllevaron su primera derrota de la temporada, además de poner en peligro su liderato en la LigaPro Serie A.

En el estadio Alejandro Serrano Aguilar, en juego válido por la jornada 7 de la primera ronda del campeonato nacional, a los morlacos les bastó un gol de Lucas Mancinelli a los 35 minutos para asestarle a Barcelona su primer golpe de la campaña. Más allá de la dificultad que tuvo la visita para generar ocasiones de gol por el férreo trabajo defensivo del local, la polémica luego del choque se centró en las decisiones de la terna arbitral comandada por Guillermo Guerrero.

El plantel torero se animaba al ataque luego de que el golero Javier Burrai le atajara un penal a Mancinelli al minuto 4. Los pupilos de Bustos pudieron haber encontrado una oportunidad en una acción ofensiva que no fue sancionada como penal, cuando, en un entrevero en el área chica, el zaguero Denilson Bolaños alejó el balón de su portería con la mano izquierda. Los toreros también reclamaron luego una dura entrada de Jesi Godoy sobre Leonel Quiñónez en el área del Cuenca. Ninguna ocasión fue castigada.

El dirigente Álvarez estalló en su cuenta de Twitter a terminar el primer tiempo: “Señor Guerrero, lo de hoy (jueves) es increíble. Ustedes cada vez se superan más. ¡Qué desastre! Pobre fútbol ecuatoriano. Esto ya está fuera de control”. Y, con un hashtag habló de reestructurar la Comisión Nacional de Arbitraje de la Federación Ecuatoriana de Fútbol.

Ya en el pasado, el vicepresidente de los amarillos había exteriorizado su molestia por la actuación de los réferis.

Por su parte, el técnico Bustos no pudo ocultar su incomodidad en la rueda de prensa pospartido por la actuación de Guerrero y compañía, pese a que el estratega intentaba contenerse debido a una sanción recién cumplida por reclamos airados: “Ya venimos de un partido (de castigo) y no quiero decir nada fuera de lugar. Me parece que la comisión arbitral (la de FEF) no está tomando los correctivos. Hoy nos dirigió un árbitro FIFA al que considero es el mejor (de Ecuador). El VAR (asistente de video) ayudaría al fútbol ecuatoriano, pero es imposible que el línea no haya visto el planchazo a Leonel Quiñónez y la mano de baloncesto de Bolaños. Yo veo las jugadas desde 75 metros (en la zona técnica), son jugadas puntuales como pasó el fin de semana anterior (empate a 2 con Independiente). Están mostrando falencias enormes”.

La queja del técnico de Barcelona fue notoria en diferentes preguntas de la prensa: “Felicito a Guillermo Duró (entrenador del Expreso Austral) y su equipo, porque son justos ganadores, empañados por situaciones donde ellos no tienen nada que ver (yerros arbitrales). Se dio el partido como tenían que hacerlo. Fue un equipo muy físico, bien trabajado y con sus argumentos. Erramos goles, fuimos por un lado y por el otro. Nadie está hablando de lo que realmente pasó. No sumamos, pero no quiero desmerecer el triunfo de Deportivo Cuenca”.

Duró: Esto no nos va a cambiar

Lejos de la polémica, el director técnico de Deportivo Cuenca ponderó la recuperación de sus dirigidos luego del penal fallido: “Muy contento por la entrega. La demuestran en cada partido que jugamos. No es fácil reponerse de un penal a los tres minutos. A Lucas (Mancinelli) le costó salir de esta situación. Cuando volvió, estuvimos en el partido y generamos situaciones nuevamente. Hicimos un gran partido”.

Duró declaró además que el triunfo sobre el líder del campeonato no “va a cambiar en nada” a su equipo: “Era un partido importante y quizá se lo valoró un poco más. Ahora se viene Olmedo (en la próxima jornada) y no miramos en qué posición está. No nos tenemos que relajar, debemos trabajar mucho más para sostenernos”. (D)