Hay una enorme cantidad de galardones y récords que afianzan al histórico Club Sport Emelec como una de las instituciones de mayor importancia del balompié de Ecuador. Además, goza de una popularidad arrasadora, tan grande que junto con Barcelona SC protagonizan el clásico del fútbol nacional.

Por ejemplo, su gloria abarca catorce títulos de campeón nacional, fue el primer monarca del torneo ecuatoriano (en 1957), ganó invicto el certamen de 1965, es el único tricampeón del que puede presumir Guayas, fue el primero en igualar la marca de El Nacional como cuádruple coronado en el lapso de un lustro (1982, 1983, 1984, 1986, los militares; 2013, 2014, 2015, 2017, los eléctricos). Y además exhibe un récord que no comparte con nadie: el de mayor tiempo seguido como protagonista del certamen al ubicarse entre el 2009 y el 2018 siempre en el podio (primero, segundo o tercero).

Sin embargo, pese a tanta riqueza, “en el 2023 Emelec jugó disfrazado de equipo chico”, opinó en días pasados Patricio Cornejo, comentarista de radio Caravana. La temporada que ya para los azules terminó es por números -luego de la de 1980 y el descenso a la serie B- la peor de los eléctricos en su participación en el campeonato nacional.

Publicidad

Nadie explica qué pasó

Y aquello no pasa inadvertido entre su afición ni entre el periodismo por las razones citadas en el párrafo inicial. Pero también por otras, como la tradición de profundas raíces porteñas que representa el club fundado por George Capwell. ¿Qué ocurrió en la campaña que ya terminó para Emelec? Aún no hay un balance oficial ni una explicación formal de su directorio, presidido por José Pileggi desde noviembre del 2022.

Sí hay, en cambio, una serie de datos estadísticos, escalofriantes por lo negativos, que se actualizaron luego de la despedida ante Deportivo Cuenca y que, como los del catastrófico año 1980, ya están en la historia azul. Los números del 2023 reflejan varias razones del fracaso de uno de los grandes de Ecuador. “Nunca es triste la verdad, lo que tiene es remedio”, canta Joan Manuel Serrat.

Publicidad

1. Con apenas ocho triunfos en la Liga Pro -los mismos que Mushuc Runa-, Emelec está entre los seis equipos con menos victorias en el campeonato. Libertad FC y el descendido Gualaceo, seis cada uno. Cumbayá y Guayaquil City, que también bajó, cinco ganados cada uno.

2. Emelec ganó apenas el 40 % de los puntos que disputó en 30 partidos (36 unidades, de 90 posibles).

Publicidad

3. En 25 de 30 fechas Emelec (el 83,3 3% del campeonato) estuvo de mitad de la tabla para abajo, o entre los tres, cuatro o cinco últimos equipos de la tabla en la primera y segunda etapa de la Liga Pro.

4. Por lo anterior Emelec no estuvo nunca entre los equipos involucrados en la pelea por ganar la primera y segunda etapa.

5. Se terminó para Emelec una racha consecutiva de 15 clasificaciones consecutivas a los torneos de Conmebol (Copa Libertadores o Sudamericana).

6. Como undécimo de la tabla acumulada, la del 2023 es la peor ubicación de Emelec, con 16 equipos en competencia, desde que fue octavo en el 2019 (en el 2008 fue séptimo entre doce y en el 2007 séptimo entre diez).

Publicidad

7. Emelec tuvo una racha de nueve partidos seguidos sin ganar, tal como le ocurrió en 1983. La sequía del 2023 ocurrió en la primera etapa y la de 1983 fue durante la segunda fase.

8. Fue el peor local de la primera fase de la Liga Pro 2023, con apenas dos triunfos en el Capwell (los mismos que Libertad, como anfitrión, pero los sureños empataron más veces en su cancha y a diferencia de Emelec, nunca perdieron su estadio en la primera etapa).

9. En las seis primeras fechas Emelec registró su peor inicio de campeonato en el nuevo milenio al perder cuatro veces en la Liga Pro. En el lapso mencionado cayó ante El Nacional, Orense, Delfín y Aucas.

10. El del 2023 fue el peor arranque de Emelec en la historia del campeonato nacional, con apenas dos victorias en doce jornadas disputadas. (D)