Una colección de muchos refuerzos, bajo rendimiento, escasos resultados, poco fútbol. Esa puede ser la radiografía de Emelec en la temporada 2024, en el que las opciones de ganar la primera etapa del campeonato nacional tiene como máximos opcionados a tres equipos de Pichincha.

El espíritu de lucha mostrado por Emelec el sábado pasado frente a Liga de Quito en Casa Blanca, donde empató a 2 luego de estar dos veces en desventaja, les dio a los eléctricos su noveno punto fuera de Guayaquil, pero no bastó el esfuerzo por no regresar con las manos vacías.

La escuadra del DT Hernán Torres quedó fuera de la lista de los que pelearán por quedarse con la punta. Un juego confuso, deficiencias en la mayoría de sus líneas (menos en el arco y en la defensa), fichajes nacionales y extranjeros que no han funcionado son varias de las razones de haber quedado fuera de combate. EL UNIVERSO destaca diez razones principales.

Publicidad

1) Como dueño de casa, en el estadio Capwell, bajo el mando de Hernán Torres, Emelec dejó escapar 6 puntos cruciales porque empató con Mushuc Runa (0-0), Independiente del Valle (0-0) y Barcelona SC (1-1). Hoy tendría 27.

2) Emelec no pudo vencer a los dos equipos que hoy tienen mayores opciones de ganar la primera etapa, Independiente (líder, 28 puntos) y Aucas (escolta, 27), al conseguir ante ellos apenas un punto de seis posibles. De visita, los del Valle los contrarrestaron (0-0) y los auquistas los arrasaron en Quito (3-1).

3) Ni el medio campo de Emelec -que carece de creación e inteligencia- ni la escuálida ofensiva eléctrica han estado a la altura de la defensa millonaria y del arquero Pedro Ortiz, quien es la máxima figura eléctrica.

Publicidad

4) Los mayores anotadores de Emelec tienen 4 goles cada uno (Facundo Castelli y Jaime Ayoví). Esa producción palidece con las de los auquistas Jeison Medina, quien suma 10, y de Luis Cano, 6.

5) Dos jugadores de Aucas tienen más goles marcados (16) que todos los que ha hecho Emelec en lo que va del 2024 (15). Esa es una de las varias razones por las que los orientales tienen opciones de ganar la etapa y Emelec no.

Publicidad

6) Varios refuerzos extranjeros de Emelec que no han justificado sus contrataciones, hasta ahora. El colombiano Andrés Ricaurte es el peor de todos: tiene tres partidos jugados, ninguno de 90 minutos. Juan Pablo Ruiz, sin goles en once partidos, incompletos todos, no ha marcado goles. Rodrigo Rivero tiene un gol, no es titular y ha jugado ocho veces.

7) Las decepciones en fichajes también incluyen a varios nacionales. De 900 minutos posibles, en diez partidos, Washington Corozo solo jugó 385; el atacante aún no tiene goles. Maicon Solís llegó con fama de ser un vendaval, pero ha sido tomado en cuenta en 350 minutos y todavía no anota. Gustavo Cortez ha confirmado su baja calidad como lateral izquierdo.

8) Emelec, que se distinguió por tener eficientes parejas de volantes en el pasado reciente como Pedro Quiñónez y Fernando Gaibor (vitales en las coronaciones del 2013, 2014, 2015 y 2017) y Sebastián Rodríguez y Dixon Arroyo, de alto nivel en tres campañas (2020, 2021, 2022), hoy cuenta con los argentinos Cristian Erbes y Marcelo Meli: sin reservas físicas el primero de ellos y de correr intrascendente el segundo. Ambos deficientes en la marca, irresolutos en la creación y sin peso en la mitad del campo.

9) Doce fechas no han bastado para que Hernán Torres imponga una idea de juego. El plantel lo armó él, con refuerzos elegidos por él, y sin tener la distracción de competencias internacionales, como Independiente, Aucas, Liga de Quito y Barcelona SC, pero el fútbol azul es enredado y sin ideas.

Publicidad

10) Emelec tiene una de las terceras defensa más sólidas del torneo (10 goles recibidos en 12 fechas), pero su ataque no es potente. La ofensiva azul es la sexta más efectiva de la Liga Pro, con 15 goles. Pero está a 12 tantos del mejor ataque, que es el del Aucas (27), y apenas tres tantos por encima de Imbabura y El Nacional (12 cada uno). (D)