DEPORTES

Publicidad

¿Barcelona SC será el tercero? En este siglo XXI Aucas ya vio a dos equipos ser campeones en su estadio

Los auquistas quieren el título de la LigaPro 2022, pero su rival se ha coronado siete veces en Quito y ganó una final de vuelta en la capital.

Damián Díaz (i) vuelve a ser titular en Barcelona SC para medir a Aucas. Foto: API

Publicidad

En los pronósticos Sociedad Deportiva Aucas es favorito para quedarse este domingo con la corona del torneo de la LigaPro, en su edición 2022. La razones para aquello son varias. La escuadra de Quito ganó 1-0 la final de ida en su visita a Barcelona SC y será local en el duelo de vuelta.

Barcelona SC: ¿cómo le fue la única vez que jugó la final de vuelta en desventaja?

Además, desde que el venezolano César Farías asumió como técnico Aucas tiene diez meses invicto en el campeonato nacional, tiene la mejor defensa del certamen (26 goles recibidos en la campaña), y en sus filas está el goleador de la temporada: el delantero argentino Francisco Fydriszewski, anotador de 15 tantos.

¿César Farías, un DT ‘rompe maldiciones’? El venezolano busca darle al Aucas su primer título nacional

Sin embargo, se enfrentará en el Gonzalo Pozo Ripalda a un rival, Barcelona SC, que tiene 15 partidos jugados por finales ecuatorianas (entre 1980 y el domingo anterior), que ganó siete de sus 16 galardones nacionales en la altura capitalina (1960, 1966, 1971, 1987, 1989, 1995, 2020), que en una final de vuelta ya venció en Quito al dueño de casa (1-0 al Espoli, en 1995), y que es mayor coleccionista de títulos del país (16 trofeos). Incluso, en 1966, un empate 1-1 con Aucas en el Olímpico Atahualpa, le aseguró a los canarios su tercera estrella (aquella vez los auquistas estaban fuera de combate por la corona).

Publicidad

Todos esos elementos que juegan a favor de Barcelona SC y la condición de novato absoluto del Aucas en un escenario definitorio como el actual hacen que -aunque sea favorito para llevarse los máximos honores- la batalla que se librará desde las 18:00 de este domingo sea vista con cautela. Los orientales vivirán su hora de mayor gloria si son campeones y también, de conseguir el trono, evitarían que un tercer equipo dé una nueva vuelta olímpica como monarca del balompié ecuatoriano en su escenario, en lo que va del nuevo siglo.

Ya vio Aucas a un visitante vivir los momentos más importantes de sus respectivas historias sobre el césped de su estadio. Ocurrió en el 2004 y se repitió el ritual de la vuelta olímpica en el 2004.

Fiesta riobambeña en Chillogallo

El 17 de diciembre del 2000 Olmedo, de Riobamba, fue mejor que El Nacional, Emelec, Aucas, Barcelona y Espoli en la liguilla. El llamado Ciclón de los Andes dio rienda suelta a una alegría largamente contenida cuando en Quito empató 1-1 con Aucas. Ese resultado convirtió a Olmedo en campeón a falta de dos fechas de la terminación del torneo.

Publicidad

Tras una campaña excelente que se respaldó en individualidades como Jorge Corozo, Óscar Pacheco, Christian Camello Gómez, Carlos Javier Caicedo, Wilmer Lavayen, Héctor Pipa González, Orfilio Mercado los riobambeños entraron en la leyenda. Los dirigía el argentino Julio Asad.

Tras el pitazo final de Mauricio Reinoso, los futbolistas se sacaron con prisa la camiseta, corrieron hacia la barra de la tribuna y exhibieron a sus seguidores una divisa con la leyenda ‘Campeón 2000′. A las 13:25 en el escenario de Chillogallo era una locura, los jugadores del ciclón se abrazaban y corrían por toda la cancha sin rumbo fijo como si todo rayara en el paroxismo”, describió EL UNIVERSO el 18 de diciembre del 2000.

Publicidad

¿Y qué hacían los auquistas? “Entre tanto, en Aucas había desconsuelo. El DT Ramiro Blacutt no quiso dar declaraciones, ya que su equipo únicamente se quedó con posibilidades matemáticas para llegar a la Copa Libertadores. El plantel amarillo pudo ganar el partido. No obstante, la poca entrega de los atacantes determinó el empate final, que fue decretado gracias a los goles de cabeza de Wilson Cano, para Aucas, y Marcelo Fleitas, para Olmedo”, contó este Diario.

Cuenca, en el sur de Quito

En el 2004, la tercera fue la vencida para el Deportivo Cuenca, subcampeón de 1975 y 1976. En el estadio de Chillogallo, los morlacos inscribieron su nombre en la lista eterna de campeonas nacionales. Ganaron 3-2 al Aucas, el 8 de diciembre de ese año, con goles de Walter Mamita Calderón, Marcelo Velazco y David Galgo Valencia y se llevaron el título. El Turco Asad , desde el banquillo, fue el responsable de la hazaña.

El posterior triunfo de El Nacional sobre Liga de Quito (1-0) le dio a la victoria cuencana en el inmueble de los orientales un valor inconmensurable porque les aseguró el título.

Javier Klimowicz, Carlos Ventarrón Quiñónez, Damián Lanza, Giancarlos Ramos, Carlos Hidalgo, Pablo Arévalo y una notable pareja de zagueros centrales conformada por Raúl Pavito Noriega y Segundo Matamba fueron la base del exitoso conjunto azuayo. (D)

Publicidad

Publicidad

En Star+ tenemos películas, series y deportes exclusivos en vivo de la LigaPro y ESPN. Suscríbete aquí

Publicidad

Publicidad

Publicidad

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad