Jorge Montenegro (Movistar Team) se quedó con el primer lugar del III Tour Internacional Galápagos que cerró el domingo en Baltra.

La prueba contó con destacados ciclistas élite del país y tuvo a figuras como Jhonatan Narváez (Ineos Grenadiers), Jefferson Cepeda (Caja Rural-Seguros RGA) y Steven Haro, de la filial del Caja Rural, como invitados para una participación de exhibición.

La carrera se disputó en tres etapas, con ciclistas élite y másters, en bicicletas de ruta y montaña.

La primera jornada se cumplió el viernes con una contrarreloj individual en San Cristóbal, el sábado se cumplió un circuito en Puerto Ayora, y cerró el domingo con un circuito en Baltra.

Publicidad

En la acumulación de tiempos, Montenegro se ubicó en primer lugar de la categoría élite de ruta con 4 horas 1 minuto 50 segundos, con igual tiempo se ubicó Stalin Puentestar (Saitel) y tercero fue Severo Espinoza (Tecnocyclo), a 59 segundos del carchense.

En la categoría damas, Natalia Vásquez y Antonella Maldonado (LDU) ocuparon las dos primeras ubicaciones, Lizeth Pancha (Santa Cruz) se ubicó tercera.

Culminó la 3a edición del Tour internacional #Galápagos, prueba de tres etapas ganada por Jorge Montenegro (Movistar). La carrera se disputó en Santa Cruz y San Cristóbal, y contó con participación de Jhonatan Narváez (Ineos) y Jefferson Cepeda (Caja Rural), en exhibición. pic.twitter.com/S7CYugckDD

Se disputaron también en ruta categorías másters y supermásters, con triunfos de Luis Chuga y Juan Carlos Ortega, respectivamente.

En la categoría con bicicleta de montaña, Byron Lusintuña (San Cristóbal) se quedó con el primer lugar de los élite, lo acompañaron en el podio Amable Puchancela y Kléver Villacís, corredores de Santa Cruz.

Betty Tenezaca (San Cristóbal) se impuso en damas, seguida de Sofía Oña y Angie Castro (Santa Cruz).

En esta modalidad se corrió la categoría prejuvenil, ganada por Jordan Naranjo, de Santa Cruz, mientras en la división másters, Fabricio Castillo (Santa Cruz) fue el mejor corredor.

La prueba se desarrolló bajo estrictos controles de bioseguridad y como una forma de reactivar el turismo en las islas encantadas. (D)