¿Qué me dejó la primera fecha del campeonato de la LigaPro 2020? Estoy sorprendido por lo de El Nacional y sus dos suplentes en la banca. Tiene que investigarse si es una falta administrativa del club, que de ser así sería verdaderamente increíble. O si es un tema de organización, porque no puede presentarse un equipo de primera categoría con dos suplentes sin ser ninguno un arquero, ahora que se permiten doce. Algo anda mal.

Se repite lo del poco público en los escenarios. Ese hecho tiene que ver con el nivel (del torneo), con la cantidad de alternativas que existen y que superan a la de asistir a un estadio. Son las que están debilitando el tema de sentir afecto por un club para acompañarlo a un estadio y ver un partido de fútbol. Además, es evidente que habrá varios niveles. Los que no están para pelear por título tendrán que aprovechar equipos grandes que estarán distraídos en certámenes internacionales que les importan por lo que representan y por los ingresos económicos.

De Emelec, que empató de forma agónica con Orense, debo decir que conozco muy bien al técnico Humberto Pizarro, técnico del equipo de Machala. Estudia muy bien al rival y ante los eléctricos estructuró muy bien una malla defensiva que les quitó espacios a los futbolistas del medio campo, sector que los refuerzos azules han mejorado, pero sin espacio no es mucho lo que se puede hacer.

Pero hay que reconocer que luego Ismael Rescalvo hizo dos cambios que le dieron dinámica y fuerza y en partidos cerrados como el que planteó Orense hay que contar con esas dos cosas y ambas se las dieron Burbano y Ordóñez.

Publicidad

Fue un partido muy táctico que hace presentir que bien estructurado el Orense podría ser un rival importante, sobre todo en el 9 de Mayo; pero hay diferencias entre lo invertido por Emelec y lo que invirtieron los de Machala.

En el caso de Emelec tenía también la mente puesta en cerrar su clasificación en la Copa Sudamericana, este jueves. Orense trató de aprovechar esta circunstancia porque este será un torneo más diverso y corto.

Sobre Barcelona sí es válido analizar lo que hizo contra Técnico Universitario, pese a que presentó alternantes. El entrenador Fabián Bustos debe haber quedado muy preocupado porque si sigue avanzando de ronda en la Copa Libertadores –y ojalá que sea así–, tendrá que utilizar muchas veces a la escuadra que puso frente los ambateños (0-0) y ese equipo no da la talla.

Hay diferencias sustanciales entre lo que son los alternantes y lo que son los titulares de Barcelona. Eso es una gran preocupación porque Bustos tendrá que ver cómo no volver a perder puntos, pues después puede venir el arrepentimiento.

Por ejemplo, “cómo pude ceder dos unidades de local contra Técnico, que era un rival lógico para ganarle”, “pude usar más jugadores”, “al fin y al cabo este es el campeonato que me interesa”, etcétera. Esos arrepentimientos pueden llegar muy tarde porque los suplentes que han contratado no están a la altura para representar a Barcelona en partidos en que hay que ganar los puntos.

No estoy de acuerdo con lo que aseveran que Barcelona tiene el mejor equipo, o uno de los mejores, del campeonato. Creo que cuenta con trece o catorce futbolistas para ser titulares; el resto no está a la altura. Carlos Alfaro Moreno ha dicho que está viendo hacia el futuro, en una nueva generación y por eso han llegado muchos jóvenes con mucha voluntad y aptitudes, como Éder Cetre. Pero nivel futbolístico para remplazar a los titulares no hay, tal vez en el futuro. Barcelona debe asegurar muchos puntos en el campeonato local si sigue activo en la Copa Libertadores. (O)

Barcelona no tiene el mejor equipo, o uno de los mejores, del campeonato. Creo que cuenta con trece o catorce futbolistas para ser titulares; el resto no está a la altura".