Hace 52 años, los partidos de final de la NFL (Liga Nacional de Fútbol Americano, por sus siglas en inglés) se jugaban en enero. El primer juego de Super Bowl fue un 15 de enero de 1967 en Los Ángeles, cuando se enfrentaron Green Bay Packers y Kansas City Chiefs.

En 1966 las ligas contaban con 24 equipos que hasta 2002 se convirtieron en 32. En la década de 1990 algunos equipos como Carolina Panthers o Jacksonville Jaguars ingresaron a la NFL y aún así la final se jugaba en enero.

Por más de 30 años, el "gran juego" se disputaba a inicios del año pero no fue hasta 2002 que se llevó a cabo en febrero por el cambio de calendario en torno a los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York. Al siguiente año se volvió a jugar en enero y para 2004 se estableció como fecha definitiva el primer domingo de febrero.

Publicidad

Otro factor que se tomó en cuenta al tomar la decisión de elegir esa fecha era la festividad del "día del trabajo". La AFC demostró que el rating bajaba durante los días festivos y ya que el Super Bowl es también un evento televisivo que debía tener una gran audiencia para transmitir. Según la compañia Nielsen, el "Super Bowl LII" tuvo una audiencia de 103,4 millones de espectadores. (D)