Alfonso Harb era el presidente de la Comisión de Fútbol de Barcelona en el 2009 cuando los canarios evitaron bajar a la serie B gracias a un triunfo de 2-0 sobre Liga de Portoviejo, en la última fecha del torneo de ese año. El exdirectivo le dijo ayer a este Diario que rechaza “de forma contundente” las declaraciones del exzaguero Juan Triviño, quien indicó que “personas extrañas” se tomaron el nombre de Barcelona para intentar sobornar a los rivales.

Harb afirmó que Triviño busca, diez años después del descenso de Liga (P), crear ‘dudas’ y calificó como “un acto irresponsable” lo dicho por el también exdefensa de Emelec.

El Pocho aclaró que ese partido clave entre Barcelona y la Liga de Portoviejo, jugado en el Monumental, se desarrolló “con total normalidad” el sábado 3 de octubre de 2009.

Publicidad

Sin embargo, Harb aseveró que Triviño fue decisivo en el resultado a favor del equipo canario porque el central cometió una falta dentro del área (una mano) y se decretó un penal que anotó Juan Samudio.

Añadió el exdirigente que según sus principios éticos, jamás incurriría en una situación de soborno para favorecer al cuadro amarillo y en ningún otro orden. “Qué culpa tiene Barcelona de que se tomen su nombre”, agregó molesto.

Sobre posibles acciones legales, Harb aclaró que no piensa tomarlas porque no tiene tiempo para eso. “No tengo ni un minuto y tampoco me está acusando”, declaró.

Publicidad

Recordó que en el 2009 Barcelona pasaba por una de las peores crisis económicas de su historia y que su labor era “empujar al equipo para que continúe”. “Yo no llevé a Barcelona a esa situación de drama”, dijo.

Pese a lo expresado por Triviño, Harb aseguró que le tiene aprecio porque el exfutbolista estuvo vinculado como técnico de un equipo de fútbol del Colegio de Abogados del Guayas y que ambos tienen una buena relación de amistad.

Publicidad

Eso sí, Harb lamentó que Triviño no sepa el nombre de las personas que lo intentaron “comprar” y que le resulta “poco creíble” que “personas extrañas” se le hayan acercado sin identificarse, sin dar nombres y “con ese tipo de propuestas indecentes”.(D)