Deuda de Isaías es de $ 1.088,6 millones

Domingo, 30 de Diciembre, 2012 - 00h00
30 Dic 2012
El entonces Ministerio de Economía anunció el cierre de Filanbanco el 17 de julio del 2001. En su antigua matriz ahora funciona el Registro Civil estatal.
El entonces Ministerio de Economía anunció el cierre de Filanbanco el 17 de julio del 2001. En su antigua matriz ahora funciona el Registro Civil estatal.
El entonces Ministerio de Economía anunció el cierre de Filanbanco el 17 de julio del 2001. En su antigua matriz ahora funciona el Registro Civil estatal.


QUITO.- Un monto de $ 1.088,6 millones es la deuda de los exdueños de Filanbanco, los hermanos Roberto y William Isaías Dassum, según la Unidad de Gestión y Ejecución de Derecho Público (Ugedep) al 31 de agosto del 2012.

El informe de la liquidación de Filanbanco se dio a conocer como parte de las pruebas en el juicio que sigue el Estado del Ecuador a los exbanqueros en Miami, Florida (Estados Unidos), en el cual fue testigo Pedro Delgado Campaña, como representante legal de la Ugedep, el 17 de septiembre pasado. Ahora Delgado está fuera del país y renunció a sus cargos en Ecuador tras confesar que falsificó su título de tercer nivel.

Los exbanqueros deben esta enorme cifra, aunque ya está descontado el valor de algunas de las más de 100 empresas que les fueron incautadas y vendidas por el Fideicomiso AGD-CFN (Agencia de Garantía de Depósitos-Corporación Financiera Nacional) No Más Impunidad en julio del 2008.

Es que, de acuerdo con la Ugedep, hasta el momento se han vendido $ 278,2 millones en bienes y empresas incautados y solo restan por venderse activos por $ 58,9 millones, según informó el propio Delgado en el juicio y en base con los informes oficiales de la unidad estatal que él representaba.

Por ello, lo que tienen a favor los banqueros resulta muy modesto a la hora de pesar sus obligaciones, que provienen desde varias aristas.

Así una primera deuda es de $ 771,4 millones que se obtiene de la suma del capital definido por un informe de Deloitte & Touche que en primera instancia estaba en $ 661,4 millones, pero tras varios ajustes quedó en $ 477,3 millones. Esto, de acuerdo con un informe de Efrén Roca Álvarez, coordinador general de la Administración de Activos y Derechos de la antigua AGD, que funcionaba en el Ministerio de Finanzas, emitido en marzo del 2010, pero con corte a junio del 2009.

A estas cantidades se suman obligaciones de las empresas incautadas, adquiridas en el exterior, que llegan a $ 92,6 millones. También se toma en cuenta un rubro de $ 26,6 millones de impuestos no pagados al Servicio de Rentas Internas (SRI) y producto de procesos de determinación, por deudas declaradas y que el fisco considera que no eran reales.

Adicionalmente, se suma la cartera conocida como “El vuelto” por $ 174,8 millones.

El informe, que fue realizado por la coordinación general administrativa financiera de la Ugedep, revela otro rubro alto de intereses que llega a $ 585,4 millones. En este se incluyen intereses de capital y de mora. Una parte de ellos son los intereses de capital calculados por un periodo de diez años, desde el 2 de diciembre de 1998. A este rubro se le resta lo obtenido por la venta de las incautadas y finalmente queda en $ 307,2 millones.

Pese a que la Unidad de Gestión y Ejecución de Derecho Público asegura que se han hecho ventas por $ 278 millones con respecto a los bienes de los Isaías, las cifras no están claras, pues en las cuentas del Fideicomiso, tanto de Banco Pacífico y Cofiec, ambos con el Estado como accionista, no hay más que $ 6 millones.

Esta observación la hizo el abogado de los hermanos Isaías, Lewis Tein, a Delgado, en el juicio en Miami. Al final, Delgado reconoció que solo había $ 6 millones en las cuentas, pero explicó que ese dinero está en el proceso de venta y en Certificados de Pasivos Garantizados (CPG o papeles).

De otro lado, hay otro rubro importante que es el de gastos operativos, que llega a $ 9,9 millones.

Así, la suma del capital, los intereses menos lo obtenido por la venta de empresas y los gastos operativos, la cifra total es de $ 1.088,6 millones.

Sobre el tema y los números que maneja el ente oficial, el representante legal del grupo Isaías, Xavier Castro, consideró que la Ugedep ha presentado “cuentas alegres” en este informe. Sin embargo, no ha rendido cuentas ni al país, ni a la ciudadanía ni a la Contraloría sobre el destino de los bienes incautados.

Castro aseguró que el Gobierno incautó bienes por más de $ 800 millones y que solamente el ingenio EQ2 y el Hotel Ramada valen bastante más que los $ 278 millones que la Ugedep dice haber obtenido de las empresas vendidas.

Cuentas: Petrolera incautada
Petromanabí
La Unidad de Gestión y Ejecución de Derecho Público (Ugedep) no ha contabilizado los ingresos recibidos por Petromanabí, una de las empresas incautadas, según se conoció tras el interrogatorio que se hizo a Pedro Delgado, quien fue hasta hace una semana representante de esa unidad estatal.

Fondos
Cuando se incautó Petromanabí tenía $ 26 millones en sus haberes y también generaba más de $ 10 millones al mes por su producción petrolera. No hay contabilidad de estos dineros.

Antecedentes
El 2 de diciembre de 1998, Filanbanco ingresó a un proceso de reestructuración a cargo de la ahora desaparecida Agencia de Garantía de Depósitos (AGD), por problemas de liquidez. Finalmente, el banco dejó de operar en julio del 2001, tras el anuncio de las autoridades de su venta y transferencia de los activos y pasivos.

Deuda de Isaías es de $ 1.088,6 millones
Economía
2012-12-29T12:37:02-05:00
El Universo