EFE
SANTIAGO, Chile.- La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) consideró este lunes que la consulta popular convocada por el Gobierno de Rafael Correa en Ecuador para el próximo sábado, que incluye regulaciones a la prensa, es un "golpe muy fuerte" para la democracia y la libertad de prensa en ese país.

"Lo que vemos es un intento claro de crear un organismo que decida qué es lo que puede y lo que no puede recibir como información el pueblo ecuatoriano", dijo el presidente de la SIP, Gonzalo Marroquín, del diario guatemalteco Siglo 21.

Marroquín participó en un seminario sobre la libertad de prensa organizado en Santiago de Chile por la SIP y la Asociación Nacional de la Prensa chilena (ANP), que esta semana celebra la Semana de la Prensa.

El presidente de la SIP calificó como una "manipulación burda" la consulta del gobernante ecuatoriano, que busca reformar el sistema judicial, regular la prensa, así como prohibir a directivos e inversores de medios de comunicación y bancos invertir en negocios ajenos a su sector.

Publicidad

Marroquín afirmó que la consulta es un intento para "controlar" la información, algo que ya han hecho otros "gobiernos autoritarios" como el de Venezuela.

"Se va a dar un golpe muy fuerte, no solo a la libertad de prensa, sino a lo que va quedando de democracia en Ecuador", agregó.

Por su parte, el expresidente uruguayo Julio María Sanguinetti, que también asistió a este encuentro, se sumó a las críticas a la consulta impulsada por Correa y consideró que es una "amenaza" a la libertad de expresión.

"Qué el Estado se arrogue el derecho a observar, regular y limitar los contenidos de los medios, es una amenaza", dijo el exgobernante.