El informe para segundo debate de la Ley de Cultura difiere del texto inicial del Ejecutivo, pues garantiza la autonomía de la Casa de la Cultura Ecuatoriana Benjamín Carrión e incluso su representante integra el Consejo Nacional que dicta las políticas en el área cultural.

Así lo reveló el asambleísta Francisco Ulloa (MPD), miembro de la comisión ocasional que trata el tema, y que hasta ayer en la tarde ajustaba algunos textos del informe para presentarlo a la Presidencia de la Asamblea para su aprobación en el pleno.

Ulloa y el presidente de la comisión, Marco Murillo (AL), rechazaron las declaraciones del titular de la Legislatura, Fernando Cordero, quien cuestionó el proyecto e incluso habló de la necesidad de más plazo para el informe, pues –según Cordero– no existe el sustento técnico y económico para aprobar la ley.

Ulloa aseguró que esa postura obedece a un cálculo político, pues en la mesa hay una mayoría que introdujo observaciones de fondo al texto inicial.

Afirmó que la comisión plantea un Sistema de Cultura con participación de los actores culturales y que respete la autonomía de la Casa de la Cultura.