Los Miño Naranjo, un dúo auténticamente ecuatoriano


Los Miño Naranjo durante un show en La Posada de las Garzas.

Los Miño Naranjo durante un show en La Posada de las Garzas.
Los Miño Naranjo durante un show en La Posada de las Garzas.
28 de Noviembre, 2009
28 Nov 2009

Desde hace 51 años, los hermanos Miño Naranjo han cantado música nacional e internacional dentro y fuera de nuestras fronteras. Actualmente, los enorgullece que su principal hinchada la integren niños y jóvenes, a quienes sus mayores inculcaron amar nuestra música a través de las canciones del dúo. Esos temas inmortales fueron los que cantaron el sábado pasado en el restaurante-peña La Posada de las Garzas.

Ambos nacieron en Ambato. Héctor Danilo, en noviembre de 1939 y Luis Eduardo, en septiembre de 1937. Conversé con ellos antes del show e hicieron un recuento de su exitosa vida artística.

Cuentan que a sus padres les encantaba la música, pero como afición no como profesión. Su padre, el jurisconsulto Ernesto Miño, “se oponía profundamente a que fuéramos artistas –manifiesta Eduardo–, él quería que sacáramos algún título académico”. Pero su madre los ayudaba, así fue como triunfaron en un festival en  la emisora radial Tarqui, de Quito, donde compartieron escenario con artistas extranjeros como el mexicano Miguel Aceves.

Ahí recién fue cuando su padre cedió. Más aun cuando grabaron su disco con J. Feraud Guzmán, que contenía el pasillo  Sin tu amor,  de Carlos Solís Morán, y el sanjuanito  El pajonal,   de Marco Vinicio Bedoya.

 El arreglista fue Rosalindo Quinteros que “nos oyó cantar y dijo: Yo voy a hacer de los Miño Naranjo lo que hice de Julio Jaramillo  –asegura Eduardo–. Grabamos nuestro primer disco y   Sin tu amor  fue un éxito tan grande que pegó en todo el Ecuador”.

Se confiesan admiradores de los dúos pioneros de la música nacional como Benítez y Valencia y el Dúo Ecuador, de Ibáñez y Safadi. Pero aclaran que ellos tienen su particular forma de cantar “porque para ser artista hay que tener una identidad. Una voz propia”, señalan, “nuestro sello, nuestra identidad... que es lo que nos ha dado el triunfo dentro y fuera del país”.

Y es que los Miño Naranjo han triunfado en diversos eventos internacionales, como en el Festival Iberoamericano de la Canción en España donde ganaron cuatro medallas de oro con la canción  Tú y yo;  el Festival de la Canción Latina, en México, y el Festival de la Flor de Loto, de Osaka, Japón.

 También el  Festival de la Canción de Verano, en Moscú, en el que vivieron  la siguiente anécdota: “Los rusos dijeron que iban a tocar el himno del Ecuador en nuestro honor y nos salen tocando   Nuestro juramento.  Les dijimos que ese no era el himno –Eduardo entre risas y admiración–, cómo sería la fuerza de la popularidad de JJ si nos sucedió esto. Entonces tuvimos que cantar el himno nacional verdadero acompañados por las guitarras”.

El éxito del dúo también se debe a que posee un repertorio de música nacional e internacional, y que en su carrera ha contado con excelentes arreglistas y guitarristas, como Rosalindo Quinteros, Homero Hidrobo, Eduardo Erazo, Guillermo Rodríguez, Naldo Campos, Los Gatos y actualmente Wilson Pérez, uno de los mejores requintistas del país.

En sus shows, Eduardo y Danilo siempre agradecen a Guayaquil, pues creen haber nacido artísticamente en el puerto, ya que aquí grabaron su primer disco y sus iniciales presentaciones fueron en las emisoras Cristal y Cóndor.

Permanentemente viajan al exterior, acaban de regresar de Toronto.
Comentan que son tremendas las experiencias de aceptación con los migrantes.

La próxima semana se presentarán en Los Ángeles, Nueva York y Chicago; y en el 2010 reeditarán en formato digital una verdadera reliquia, el disco que 40 años atrás grabaron con la legendaria orquesta cubana La Sonora Matancera, con temas tropicales como  Muñeca como tú, Mi bohío y otras
Nuestra conversación cesa cuando son llamados al escenario.  Eduardo y Danilo, un dúo auténticamente ecuatoriano, deleitan al público como desde hace 51 años con  En las lejanías,  de  Carlos Rubira Infante: “En las lejanías dejé mis tristezas,/ He forjado solo mi robusta sed:/ Oscuro no valgo todas las grandezas./ Que siento muy hondo,/ que siento muy hondo/ Dentro de mi ser”.

Los Miño Naranjo, un dúo auténticamente ecuatoriano
Cultura
2015-06-12T11:58:44-05:00
Desde hace 51 años, los hermanos Miño Naranjo han cantado música nacional e internacional dentro y fuera de nuestras fronteras.
El Universo