Viernes 27 de abril del 2007 Cultura

Propuesta de Sara Roitman forma parte de la Bienal

CUENCA

La ficción de la internet en una obra

http://src.eluniverso.com/2007/04/27/0001/262/files/04-27-07-c03-030250.jpg

CUENCA.Personas dentro en una urna de vidrio, llamada topo urbano, es la propuesta de la artista chilena Sara Roitman.

Muestra paralela.

Gran expectativa causó en esta ciudad el miércoles anterior la develación del denominado Laboratorio de Topos Urbanos, una obra de la artista chilena Sara Roitman Wainmann, que se presenta como exposición paralela a la novena edición de la Bienal de Pintura de Cuenca que se inauguró ese mismo día por la noche.

La fotógrafa, graduada en la escuela de Fotografía Cámara Oscura, entre 1985 y 1987, asumió la ficción del ciberespacio que existe solo dentro de las computadoras que se usan en la vida urbana moderna y que depende de sofisticados medios electrónicos invasivos.

Roitman invita con su cubo de vidrio, de 3 metros de largo y ancho, dentro del cual se instaló un escáner, un computador, un televisor y una petaca tejida artesanalmente con cintas plásticas que sirve para almacenar pertenencias de diez estudiantes de arte que permanecerán dentro, en turnos de 12 horas; a reflexionar sobre la desconexión física de la sociedad.

Para la autora dicha desconexión causa deshumanización y modifica las relaciones interpersonales amorosas y laborales; por eso propone que cada persona que transite por el lugar que se exhibe en la plazoleta Pablo Neruda, frente a la Biblioteca Municipal, se detenga y actúe con el “topo” que se encuentre de turno.

Los topos, como se denomina a los estudiantes, experimentarán en el laboratorio creando su propia obra, la interacción con el público será exclusivamente a través del correo electrónico de la página web: www.altopourbano.com; y el teléfono celular (09)718-6338, hasta el próximo 5 de mayo.

Entonces presentarán una obra como resultado. Pero el trabajo que fue aplaudido por un centenar de estudiantes de artes que presenciaron el descubrimiento, no tuvo mayor impacto en personas como Lucía Torres, vendedora de bienes raíces, quien dijo que no entendía la propuesta artística y culpó de la falta de interés ciudadano a los organizadores de la Novena Bienal de Pintura de Cuenca.

“Falta un proceso de comunicación que popularice al arte”, acotó la mujer. El certamen artístico finalizará el próximo 8 de junio con una caravana que recorrerá algunos espacios de la capital azuaya.
Cultura

Diseño

© Copyright 2009. Compañia Anónima EL UNIVERSO. Todos los derechos reservados.