Sábado 09 de septiembre del 2006 Cultura

Una poesía que habla de dolor y placer

http://src.eluniverso.com/2006/09/09/0001/262/files/132498-3104-f0250.jpg

Aleyda Quevedo, escritora ecuatoriana, autora del poemario Soy mi cuerpo, de reciente publicación. Es una coedición de los sellos Libresa y Línea Imaginaria.

La poeta Aleyda Quevedo Rojas cuenta que alguna vez  leyó que hay muchos tipos de viaje, pero que el más difícil de hacer y de narrar es el que te lleva hacia ti mismo. “Ese viaje interior es el que decidí hacer en Soy mi cuerpo”, dice la autora, nacida en Quito en 1972.

Soy mi cuerpo es el título de su nuevo  poemario,  el quinto que publica y que  editó con los sellos  Libresa y Línea Imaginaria. Lo conceptúa como una aventura interior,  un recorrido hacia dentro, en el que, anota, se  desnuda en dos planos: dolor-enfermedad y placer-resurrección del cuerpo a través de los sentidos.

“El viaje hacia las profundidades de mi ser, a través de imágenes, palabras, metáforas y ritmos, ese es el mayor reto que intenté con este libro, no sé si lo logré, al final, los lectores  dirán”, refiere la autora.

Cuenta que empezó a escribir Soy mi cuerpo hace cuatro años y medio, luego de vivir la experiencia en carne propia de la enfermedad, los hospitales y los médicos . Dice que el  tema de la muerte ya lo venía trabajando, tenía algunos textos que la ayudaron a curar el dolor por la pérdida súbita de su  hermano,  hace diez años. “Siempre he visto a la muerte como una puerta, no como la nada, sino como el paso a otra forma de vida, y siempre me ha seducido e inquietado. Mi hermano está en este libro, muchos poemas me los dictó él, desde algún lugar.
Desde luego, estas anécdotas entrañables las dejé a un lado para llegar un poco más allá. Así se fue construyendo Soy mi cuerpo,  cuando sentí y pensé que lo que quería era que las emociones piensen y los pensamientos emocionen”.

El poemario  está estructurado en dos partes: Libro 1 y Libro 2. La primera parte Quevedo la resume así:  “Es justamente el viaje a la blanca enfermedad para despojarme de la estupidez”. Y la segunda: “Es mi regreso, la resurrección desde la apropiación del cuerpo como un territorio libre, sin temores, sin modas o convencionalismos, un cuerpo limpio”.

Conceptúa a Soy mi cuerpo,  como  distinto a los   otros libros que ha publicado.
La mayoría de sus obras  anteriores  exploraban y se adentraban en el universo del erotismo y la sexualidad. “Escribir poesía erótica ha sido una necesidad que aún no se agota”, refiere. Dice que ahora una forma de erotismo, enfermedad, placer, dolor, muerte y resurrección, llegan a condensarse y fusionarse en Soy mi cuerpo.
Cultura

Diseño

© Copyright 2009. Compañia Anónima EL UNIVERSO. Todos los derechos reservados.