La hija del cantante,  Génesis, tuvo sexo con el actor  Mauricio Islas, lo cual se considera  una violación por ser ella   menor de edad.

Una verdadera pesadilla vive hoy el popular cantante José Luis Rodríguez, El Puma, en instantes en que los círculos sociales de Miami, alimentados por programas televisivos y la prensa sensacionalista local, proyectan de él la imagen de un padre con dos hijas abusadas, una a los 6 años y otra a los 17, en historias en las que supuestamente hubo complicidad en un primer caso y sexo consentido en el otro.

A sus 61 años y con décadas de trayectoria artística, el éxito del artista ya no es el mismo de antes. Quienes vivimos en esta ciudad lo vemos presentarse en lugares de mediana acogida o con escenario compartido. O viaja a lugares cercanos, como el megaconcierto en San José, Costa Rica, donde alternó con Ricardo Montaner y  Franco De Vita, este último como plato fuerte.

De hecho Rodríguez hoy sobresale más por sus asuntos personales que artísticos, tales como la ciudadanía americana adoptada recientemente, el orgullo de ser imagen de “Viagra” y el enfrentar con éxito la disfunción eréctil, los nada secretos problemas con su pareja, la modelo cubana Carolina Pérez con quien procreó a Génesis, su hija menor, y ahora, los escándalos de presunto abuso sexual que afectan a su familia.
                                                 Génesis abusada

Publicidad

Con 17 años, Génesis  Rodríguez tiene un amplio récord publicitario apoyado por la imagen de su padre y su esbelta figura que la llevó a un temprano arranque artístico, como parte del elenco de la telenovela ‘Prisionera’ que graba en Miami la cadena Telemundo. En la trama, el conocido actor mexicano Mauricio Islas, de 31 años, interpreta a un galán sobre el cual Génesis siente un amor platónico no correspondido. Paradójicamente la realidad superó a la ficción y hoy el desenlace del próximo capítulo depende de los tribunales de la Florida.

Según los reportes judiciales, el pasado 28 de junio la cadena Telemundo ofreció una fiesta al elenco de ‘Prisionera’ en Miami. Pasada la medianoche, Islas y la menor al parecer habían bebido y luego subieron a una habitación, donde tuvieron relaciones sexuales. Días después, durante la grabación de una escena, Génesis sufrió un desmayo, se fracturó un talón y fue de inmediato llevada a un centro médico. Fuentes cercanas al caso sostienen que fue en ese momento cuando, junto a su padre, el médico le hizo una pregunta de “rutina” sobre si podría estar embarazada, dado el riesgo de exponerse a los rayos X, a lo cual ella respondió que tenía sus dudas y fue allí cuando estalló la bomba. 

Con una candente portada  que destaca “Sexo ilícito y drogas” la publicación sensacionalista Mira agotó sus ejemplares al mencionar que ambos ya mantenían una relación sentimental desde que comenzó la grabación de la telenovela ‘Prisionera’ y que fue ella quien se sintió atraída por él, lo buscaba en repetidas ocasiones, e incluso se le insinuaba hasta que dieron paso a un romance a escondidas.

Desatado el escándalo, versiones de prensa destacan que la ira de El Puma fue incontenible y fue él quien llevó personalmente a Génesis a poner la demanda. Tener relaciones sexuales con una menor de 18 años en el estado de Florida es una violación sexual estatutaria. Las leyes no admiten la validez del consentimiento de una menor y existe una pena que fluctúa entre libertad condicional y un máximo de 15 años.

Publicidad

Islas, quien trabajó en producciones como ‘Preciosa’, ‘Mi pequeña traviesa’ y ‘Amor real’, fue arrestado en Miami y luego puesto en libertad bajo fianza, con pago previo de 7.500 dólares. Según el reporte del Departamento de Policía de Miami, Islas respondió voluntariamente a la Unidad Especial de Víctimas de la ciudad y emitió una declaración que fue grabada, mientras la víctima admitió ante la policía que se involucró en un encuentro sexual con el acusado. El Puma se opuso a un careo solicitado por los abogados del acusado, porque según dijo, no expondrá a su hija a una “situación vergonzosa”.

Según la prensa de la farándula local, los escándalos han sido una constante para Islas. Hace tres años este tuvo un romance con la actriz boricua Adamari López, con quien terminó debido a la insistencia de ella de casarse y a la de él de hacer efectiva la noche de bodas antes de llegar al altar.

Al estallar el problema con Génesis la separación del actor del elenco de ‘Prisionera’ se produjo de inmediato y Telemundo optó por concederle licencia con permiso para ausentarse y contrató al mexicano Gabriel Porras para que sustituya el papel. Mientras, los niveles de audiencia del teledrama, que eran pobres, hoy suben como la espuma entre quienes buscan asociar las imágenes con la realidad.

“Consideramos que este es un asunto muy serio. Hay una investigación en curso y por lo tanto sería inapropiado hacer otro comentario”, destacó, por su parte, Telemundo en un comunicado público, mientras El Puma Rodríguez y los involucrados no aceptan dar declaraciones hasta que no avance el proceso que podría tomar un curso de entre seis meses y dos años.

Publicidad

Otra hija abusada  
        
Pero la novela que vive José Luis Rodríguez se acrecienta cuando su ex esposa Lila Murillo reveló que su hija mayor, Liliana, fue violada cuando tenía 6 años de edad y él no puso la denuncia porque decía que perjudicaría su imagen.

Ellos habían recibido a Jesucristo como su Salvador, viajaban por toda Venezuela, habían convertido el parqueo de su casa en un estudio de grabación y depositado la confianza en dos músicos, uno de ellos, el guitarrista Publio García, quien luego habría violado a Liliana según la declaración de la ex esposa, a una revista local.

Murillo aclaró que José Luis Rodríguez impidió que ella llamara a la Policía para evitar un escándalo que atentara contra su entonces pujante carrera y optó por despedir a los dos sujetos y regalarles todos los equipos del estudio.

Pero años después, al abrir el canal de televisión Puma TV, Rodríguez le dio nuevamente trabajo a García. “Le dije que era inaudito y me dijo que no me metiera en sus cosas. Le contesté que hasta que no se hiciera justicia, ese canal nunca prosperará y desde ese instante lo puse bajo la justicia de Dios porque pienso que eso afectó a mi hija, más cuando nunca tuvo el apoyo de su papá, ni de niña, ni de adulta”, sostuvo Morillo.

Publicidad

Cuestionó además por qué él no deja también el caso de Génesis en manos de Dios, si en el otro caso hubo una niña de 6 años  y no una de 17, que siendo una mujer tiene derecho a enamorarse, más en un estudio de grabación donde es normal que actores y actrices se enamoren por tanto tiempo de verse, tocarse o compartir, según Lila Morillo.

Entre tanto, los programas de espectáculo hacen comidilla del tema, mientras los portales de internet tratan el caso sin tapujos.

El impacto en el padre de la menor es grande, el José Luis que antes era accesible para saludar o conversar en el centro comercial Bayside o en las calles de Miami Beach, hoy es un debilitado El Puma que con perfil bajo y rostro apagado hace sus compras en las tiendas de comida Publix.