Las conclusiones son que el copiloto del vuelo de Germanwings 4U9525, Andreas Lubitz, es el único culpable de la tragedia ocurrida el 24 de marzo de 2015.
Copiar enlace
Los investigadores revelaron ya poco después del accidente que todos los indicios apuntaban a que Lubitz, de 27 años, estrelló a propósito el avión tras encerrarse solo en la cabina aprovechando la salida del piloto.
Copiar enlace
Germanwings, unidad de Lufthansa, ofreció en junio 25.000 euros por víctima para aliviar el dolor y sufrimiento causado por el accidente del 24 de marzo en el que murieron las 150 personas que iban a bordo.
Copiar enlace
El accidente del avión de Germanwings, con 150 personas a bordo, está muy presente casi cuatro meses después.
Copiar enlace
Andreas Lubitz tenía problemas de la vista. El copiloto visitó a siete médicos un mes antes de la tragedia aérea del 24 de marzo, incluyendo tres citas con un psiquiatra.
Copiar enlace
Tras meses de espera, los familiares de las 150 personas fallecidas por el impacto del avión de Germanwings en los Alpes franceses en marzo finalmente podrán empezar a enterrar a sus seres queridos, luego de que la empresa matriz de la aerolínea comenzó a repatriar los restos de las víctimas.
Copiar enlace
El retraso en la entrega de los cuerpos de los 72 alemanes muertos en la catástrofe aérea del pasado marzo en los Alpes franceses ha llevado a los familiares de las víctimas a redactar una carta que refleja su rabia, dolor y creciente desesperación.
Copiar enlace
Los restos rescatados de la escarpada zona donde fue estrellado el avión serán entregados a sus familiares, indicó la Fiscalía de Marsella, responsable de la investigación judicial.
Copiar enlace
La Oficina de Investigaciones y Análisis de la aviación civil francesa (BEA) dijo que el copiloto Andreas Lubitz, de 27 años, había practicado la misma maniobra en un vuelo de Dusseldorf a Barcelona sin ningún efecto sensible.
Copiar enlace

Páginas