Columnistas

Pablo Lucio Paredes

Las relaciones humanas –todos lo vivimos todos los días– se basan en confianza, miedo, poder, agradecimiento, etcétera. Y alrededor de esos sentimientos y valores siempre hay... Leer más

Bjorn Lomborg

La violencia conlleva un costo enorme para nuestro mundo. A nivel global, el costo alcanza a más del 11% del PBI mundial, y para Ecuador el costo social anual de la violencia... Leer más

Nila Velázquez

“Vous aussi, venez débattre”, leo en algunos sitios de Mulhouse, una simpática ciudad francesa, en el corazón de Alsacia. “Usted también, venga a debatir”, es una manera de... Leer más

José Mario Ruiz Navas

En el artículo de la semana pasada informé que el sínodo acerca de la ‘Familia’ tiene dos etapas. La primera estaba destinada para ver, lo más posible, con los ojos de Cristo... Leer más

Alfonso Oramas Gross

El domingo pasado se clausuró en Roma el primer sínodo extraordinario que fue convocado por el papa Francisco con el fin de discutir sobre los desafíos de la familia en el... Leer más


Opinión

Editorial

25 de Octubre, 2014
El ataque a dos vehículos blindados que transportaban 3,7 millones de dólares, por la vía Quito-Lago Agrio, el pasado miércoles, ha sorprendido tanto por la osadía como por los recursos involucrados en el violento asalto, que dejó un custodio muerto y otros dos guardias heridos. Entre las evidencias constan dos fusiles FAL, un fusil AK, un arma operable con munición pesada, una subametralladora; un camión, una volqueta con placa y otra sin identificación, una camioneta, bolsas de dinero que extrajeron de los blindados, explosivos y cordón detonante. El Ministro del Interior, en rueda de prensa, aseguró que no se trata de una nueva banda, sino de una reagrupación. Policías y militares lograron capturar a dos –de una veintena de asaltantes–, quienes registran varias detenciones previas por robo agravado. En reacción al sorprendente ataque se ha anunciado que en adelante se exigirá a las empresas de seguridad que los GPS de los vehículos blindados estén conectados a la Policía Nacional y que se instalen cámaras de seguridad en el interior del vehículo y en la parte externa, para realizar un monitoreo constante durante el traslado de valores. Este es un primer paso. Sin embargo, el nivel operativo y planificación del crimen organizado va a requerir que se refuercen de manera considerable las previsiones de seguridad pública y privada.

CARICATURA

Foros de Lectores

Respuestas aparecerán en la versión impresa.

¿Qué se debe hacer ante el primer caso de chikungunya presentado en Ecuador?

Comentar

¿Cómo reprimir en el país el delito de la trata de personas?

Comentar