Columnistas

Bernard Fougéres

Siento pasión por los pasillos, quizás porque llevan letras de otro planeta como cuando el amor era lento acercamiento, requiebro elegante, tristeza en la menor, penumbra de la... Leer más

Pedro X. Valverde Rivera

El Informe a la Nación del presidente de la República, que todos los años se realiza el 24 de mayo, a partir de la revolución ciudadana se ha convertido en una suerte de fiesta... Leer más

John Dunn Insua

Hace casi dos semanas, un gran sector del parque La Carolina apareció cerrado con una lona verde enorme, impidiendo el acceso a una zona de aproximadamente una hectárea de... Leer más

Ricardo Tello Carrión

En un sector de la avenida 12 de Abril, que corre paralela al río Tomebamba, existe un semáforo que en las noches funciona como medidor de la paciencia, la infinita paciencia,... Leer más

Luis Verdesoto Custode

La tramoya del exterior, pobre de masas, abundante colorido de acompañantes, y la tramoya del interior, saturado de cercanos, una casi nueva o de último rato, clase política,... Leer más


Opinión

Editorial

26 de Mayo, 2016
Anteayer, el presidente se dirigió a la Nación desde la Asamblea Nacional, para rendir cuentas del quehacer de su gobierno en el periodo 2015-2016. Sin embargo, se refirió al trabajo de nueve años, a los que llamó reiteradamente “la década ganada”, y anunció algunas medidas que ayudarán a manejar el déficit fiscal, como apertura a capitales privados, liquidaciones, fusiones, ventas, supresión de entidades. Defendió varias veces la eliminación de los fondos de emergencia. Reconoció que tiene deudas pendientes: la revolución cultural, la desnutrición infantil y la morbilidad materna, y anunció que en el año de gestión que se inicia trabajarán duro para reducir la pobreza y para el desarrollo urbano, y que enviará a la Asamblea, nuevamente, los proyectos de ley de herencia y de plusvalía. Y pensando en la próxima contienda electoral dijo que proponía “un gran pacto ético en la República. Es decir, rechazar a los candidatos que tienen capitales en los paraísos fiscales”, se quedó bastante corto en cuanto a las necesidades éticas del país. En resumen, la intervención del presidente no sorprendió, más vale sirvió para mostrar una vez más que su lectura de la realidad que vivimos no coincide con la de muchos ecuatorianos. (O)

CARICATURA

Foros de Lectores

Respuestas aparecerán en la versión impresa.

¿Le parece positivo o negativo que los horarios de atención de los centros de diversiones no se amplíen?(O)

Comentar

¿Cómo se ha preparado usted y su familia para actuar durante un sismo?(O)

Comentar