Columnistas

Piedad Villavicencio Bellolio

¿Los pronombres «él» y «ella» pueden referirse a objetos?

Las formas tónicas él, ella, ellos y ellas corresponden a las terceras personas con sus... Leer más

León Roldós

Lo más probable es que desde las instancias del poder se den instrucciones generales de privilegiar los recursos líquidos del Estado –y la obtención de estos– para que los... Leer más

Alicia Miranda de Parducci

La Iglesia católica priorizó este año el tema de la familia con varias actividades preparatorias al Sínodo extraordinario de obispos que está por terminar en Roma con un... Leer más

Alfonso Reece Dousdebés

Así la antología se va convirtiendo, como libro de balances de una empresa en quiebra, en una relación de pérdidas. La muerte de los que admiramos, la ausencia de los que... Leer más

Enrique Rosales Ortega

Desde hace quince años, el abastecimiento de agua potable en la provincia de Santa Elena le corresponde a la empresa estatal municipal Aguapen, que debe satisfacer la demanda... Leer más

Simón Pachano

Usualmente, las frases que salen de la boca de los caudillos son repetidas masivamente sin mayor preocupación por su contenido. Así ha ocurrido en todas las latitudes, a lo... Leer más


Opinión

Editorial

20 de Octubre, 2014
“El ébola es un enorme y urgente problema global que demanda una enorme y urgente respuesta global”, dijo el secretario general de las Naciones Unidas, en días pasados, al solicitar mil millones de dólares de ayuda a la comunidad internacional, pues “se necesitan más médicos, enfermeros, equipamiento, centros de tratamiento y capacidad de evacuación médica”. El actual brote del ébola ha causado 4.493 muertos y ha contagiado a 8.997 personas en África, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Su alarmante letalidad llevó a decretar la emergencia en la salud pública mundial. En todos los países se ha dispuesto el entrenamiento de personal en materia de bioseguridad y control de infecciones. Este Diario publicó ayer en su Informe que, según expertos consultados, en Ecuador no hay un laboratorio que pueda detectar el virus del Ébola; las muestras deben enviarse a EE.UU. Las autoridades de Salud aducen que son bajas las posibilidades de que llegue al país el ébola –una enfermedad que hasta el 2013 no había salido de África–. Sin embargo, se han adecuado dos zonas de aislamiento y tratamiento: en el hospital Pablo Arturo Suárez, de Quito, y en el Hospital de Infectología de Guayaquil. Como ocurre con toda enfermedad de alto nivel de contagio, no se deben escatimar esfuerzos ni recursos en cuanto a medidas de prevención, al tiempo que una correcta y oportuna información ciudadana contribuirá a evitar también el pánico.

CARICATURA

Foros de Lectores

Respuestas aparecerán en la versión impresa.

¿Qué se debe hacer ante el primer caso de chikungunya presentado en Ecuador?

Comentar

¿Cómo reprimir en el país el delito de la trata de personas?

Comentar