Columnistas

Cecilia Ansaldo Briones

En medio de una conversación entre amigos surgió la frase con que titulo esta columna, y quien la profirió se extendió con largueza en las cualidades de un destinatario,... Leer más

Walter Spurrier Baquerizo

Desde sus inicios este gobierno priorizó la reducción de la desigualdad, objetivo inobjetable. La América Latina de población mestiza, autóctona y afro sufre de enorme... Leer más

Marcos José Miranda Burgos

En mayo del 2014, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea reconoció la existencia de un derecho que no consta en ninguna de las cartas magnas de los países. Este derecho,... Leer más

Francisco Febres Cordero

¡Qué buena noticia! Ahora sí pasamos a un estado de felicidad absoluto. Y es que el excelentísimo señor presidente de la República ha decidido que el único que puede hacer... Leer más

Iván Sandoval Carrión

“El humor no es resignado, es opositor” (Sigmund Freud, 1927). A diferencia del chiste y de la comicidad, el humor es –por excelencia– irreverente. Si el primero reposa sobre... Leer más


Opinión

Editorial

1 de Febrero, 2015
El Ministerio de Salud, mediante un boletín de prensa que se hizo público el 30 de enero, da a conocer que “en ningún caso existirá incremento en el precio de los medicamentos estratégicos para consumo humano sino que, al contrario, habrá una disminución importante”. Las farmacias recibieron antes una lista de algunos laboratorios, con nuevos costos de 150 medicamentos, los que van desde 150% hasta 300%, de incremento. No queda claro si la disminución será sobre estos precios o sobre los anteriores, porque si es sobre los incrementados por los laboratorios, aun con el porcentaje para la anunciada disminución, seguirán costando más que al principio del año. Sin embargo, según la ley, solo al Consejo de Fijación de Precios de Medicamentos le corresponde establecer el costo, de manera que no son válidos aumentos que no hayan pasado por su aprobación. Se está preparando la lista correspondiente, pero es necesario que se lo haga con agilidad porque lo que en realidad sucede es que mientras tanto, se produce escasez de algunos medicamentos que no se los pone a la venta hasta conocer el nuevo valor. Es muy importante que una vez establecidos los nuevos precios, la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria, tal como lo establece el reglamento correspondiente, se encargue del control de precios, lo cual debe hacerse de manera permanente y sin previo aviso. No se puede hablar de buena atención a la salud de la población, si no hay medicamentos a su alcance. (O)

CARICATURA

Foros de Lectores

Respuestas aparecerán en la versión impresa.

¿Cómo evitar incidentes de policías y vendedores informales?(O)

Comentar

¿Cómo se debe controlar para que los fármacos no suban de precios de un momento a otro?(O)

Comentar