Publicidad

Los abrazos hacen crecer más seguros a los hijos

No subestimes las manifestaciones de cariño en casa

Los niños pequeños no necesitan cosas como una tablet o un teléfono celular, necesitan calidad de tiempo y abrazos de papá. Foto: redaccion

Una publicación reciente en ThriveGlobal reunió los resultados de varios estudios sobre la forma en que el afecto parental influía el desarrollo del niño, desde la infancia hasta la adultez. Había dos estudios que se centraban menos en el afecto durante la primera infancia y más en el afecto general a lo largo de toda la infancia y juventud de una persona y explicaban que el cariño parental clasificado como “extravagante” daba como resultado niños que luego eran adultos menos estresados, menos deprimidos y más compasivos.

Luego, un estudio de 2013 de la Universidad de California en Los Ángeles demostró que el amor y el afecto incondicionales de los padres pueden hacer que los niños estén emocionalmente más felices y menos estresados. Esto sucede porque su cerebro de hecho cambia como resultado de ese afecto.

Por otro lado, el impacto negativo de los abusos, maltratos y falta de cariño afecta a los niños tanto mental como físicamente. Esto puede desembocar en todo tipo de problemas de salud física y emocional a lo largo de sus vidas. Además, en 2015, un estudio de la Universidad de Notre Dame mostró que los niños que reciben afecto de sus padres son más felices como adultos. Se encuestó a más de 600 adultos. (F)

Redacción
Redacción

Publicidad

Comparte este artículo

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?