La verdadera aromaterapia trabaja con aceites puros de grado terapéutico que se pueden aplicar sobre la piel, inhalar o ingerir. No es el aceite para colocar en un pequeño horno o quemador.

Un aceite esencial puro se obtiene por arrastre de vapores, técnica de destilación que permite obtener de la planta, hojas o flores, los compuestos volátiles aromáticos, sensibles al calor, que luego se condensan y conservan sus propiedades medicinales para tratar problemas emocionales y físicos.

Según Rosalía Baumgratz, aromaterapeuta costarricense especializada en México, cada planta tiene muchas propiedades y su aceite es lo más importante, es su esencia. La planta genera todos estos compuestos para defenderse de agresiones de bichos, enfermedades y clima. Cuando uno corta la planta, esta se estresa porque cree que va a a morir. Es como cuando nos cortamos un dedo y nuestro sistema inmune empieza a trabajar para cicatrizar. Ese estrés de la planta hace que fortalezca su aceite, empiece a circular y ahí se destila. Al destilarlo lo tenemos concentrado en un frasquito.

Publicidad

Baumgratz asegura que a través de los aromas se puede tratar a un paciente de forma holística para prevenir síntomas, limpiar el cuerpo, desintoxicar, levantar el sistema inmunitario y actuar sobre la parte emocional para liberar emociones negativas. La experta dictará un taller vivencial práctico mañana sobre aromaterapia, liberación de bloqueos y la técnica de sanación ‘thetahealing’. Será de 08h30 a 18h30. Inscríbete al: 0994932398 o 0991049129. (F)