La noche del pasado martes fue especial para los asistentes al Teatro Nacional Sucre, quienes disfrutaron con risas y curiosidad la presentación del grupo Jóvenes Embajadores de Taiwán. En hora y media de espectáculo ellos conquistaron al público, que salió inquietado por conocer ese pedazo de Asia.

La jornada se inició a las 19:30 y luego de 20 minutos de discursos por parte de los embajadores y autoridades locales y taiwaneses, dos jovencitas que hicieron las veces de narradoras y guías turísticas sobre el escenario salieron a despertar al público.

¿Están listos para ir a Taiwán? Repitieron tres veces. Y después de escuchar un sí al unísono, conversaron entre ellas lo que necesitaban para realizar el viaje: la primera le dijo a la segunda que no debía olvidarse de la cámara, el dinero, el traje de baño y el corazón inquieto y apasionado.

Así empezó la exploración por esa tierra sobre el escenario del Teatro Nacional Sucre. Al fondo, una pantalla gigante permitía ver las bondades de la naturaleza, los paisajes, la flora, la fauna, la población y los detalles que vendía a Taiwán como un destino turístico infaltable.

Frente al público, en las tablas del teatro, en cambio, 16 muchachos danzaban con ropas ligeras y cómodas, mientras en las manos portaban los objetos necesarios para incluirle en cada tema.

Los jóvenes embajadores demostraron al mundo la esencia cultural de Taiwán, la energía y flexibilidad de su gente, el carisma, entre otros.

La conversación entre ambas mujeres y la interacción que tuvieron con el público sacó tiernas sonrisas a los asistentes, fuertes aplausos y más de un ¡ohhh! al mirar cómo exponían la riqueza cultural de Taiwán sobre el escenario, con la ayuda de la pantalla gigante y las voces narradoras de las dos presentadoras exploradoras que invitaron a embarcarse en ese viaje. (I)