El avión Solar Impulse II aterrizó hoy en Hawai (EE.UU.) después de un complicado vuelo de cinco días sobre el Pacífico, con lo que bate el récord mundial de distancia para un avión propulsado por energía solar y se convierte además en el vuelo más largo de ese tipo tripulado en solitario.

El avión solar aterrizó en el aeropuerto de Kalaeloa en Hawai a las 15.55 GMT (05.55 hora local) después de 120 horas de vuelo, un total de cinco días y cinco noches desde que despegó la madrugada del lunes en Nagoya (Japón). (I)