El salsero puertorriqueño Víctor Manuelle asegura que está en permanente evolución para llegar a una nueva generación de jóvenes cuyas influencias musicales han cambiado desde que inició su carrera en los años noventa.

“Aunque soy un salsero que puede llamarse joven en comparación con gente como El Gran Combo, La Sonora Ponceña o Bobby Valentín, me ha gustado siempre ir evolucionando con mi generación”, explicó el denominado Sonero de la Juventud desde Miami.

El salsero explicó que en la actualidad hay un “oído más urbano, de bachata y vallenato”, y recordó que cuando comenzó su carrera este último estilo era algo “autóctono, muy reducido a Colombia”, pero que gracias a Carlos Vives y a Jorge Celedón “se ha hecho internacional”.

Víctor Manuelle disfruta actualmente del éxito obtenido con su más reciente producción, Que suenen los tambores, que le ha supuesto una nominación a los Premios Juventud en la categoría de artista tropical favorito.

Esta semana ocupa, además, el número uno en la lista Canciones Tropicales de la revista Billboard con el tema Agua bendita, en lo que es la vigésimo quinta ocasión que lo logra en su trayectoria. El corte fusiona el ritmo vallenato con la sonoridad característica de la salsa. (E)