Desafiando el escepticismo y el estigma de ser considerados solo para excéntricos, las firmas de teléfonos móviles buscan convertir este año en un éxito de ventas los relojes conectados por internet a los smartphone.

Numerosos modelos salieron al mercado en el último año, pero en el 2015, apuntan los analistas, se asistirá a una eclosión con los fabricantes compitiendo por hacer los relojes y otros objetos de tecnología ‘ponible’ o ‘wearable’ más elegantes y prácticos.

El lanzamiento del primer reloj inteligente del gigante estadounidense Apple en abril marcará “un punto de inflexión para los wearable”, señala el grupo de investigación CCS Insight en un informe.

Antes de esa presentación, los rivales asiáticos de Apple ya comenzaron a desvelar esta semana en el Mobile World Congress de Barcelona sus relojes de muñeca conectados a internet.

Publicidad

La surcoreana LG lanzó el Urbane LTE, su primer reloj de lujo completamente conectado que puede realizar o recibir llamadas, ya sea a través de unos auriculares inalámbricos o bien hablando directamente a la muñeca.

A diferencia de la mayoría de modelos, el robusto Urbane LTE tiene su propia tarjeta SIM con conexión móvil y puede utilizarse para llamar sin necesidad de estar vinculado a un smartphone.

El gigante chino Huawei también presentó un lujoso reloj: un aparato circular de acero inoxidable que puede recibir mensajes de texto, correos electrónicos y notificaciones de llamada al mismo tiempo que calcula el ritmo cardiaco y las calorías consumidas.

Realidad virtual
En el Mobile World Congress de Barcelona, Samsung mostró el funcionamiento su visor Gear VR de realidad aumentada con el nuevo dispositivo Galaxy S6.

Sin embargo, fue la firma HTC que sorprendió con su entrada a este mercado con el caso Re Vive. Este cuenta con más de 70 sensores y habrá una versión para desarrolladores antes de que termine el año. (I)

2
mil

empresas vinculadas al mundo tecnológico participan este año en el Mobile World Congress.