La primera temporada del reality familiar Suave Says, que muestra la vida más íntima del rapero Gerardo Mejía y su familia, genera expectativa en vísperas de su estreno, el 3 de diciembre en Estados Unidos, (EE.UU.) por la cadena de televisión VH1.

“Suave Says trata de cómo direcciono a mi familia por el camino correcto, todos están felices de participar”, dice Mejía, de 49 años, quien grabó diez capítulos, de los cuales los dos últimos los hizo en Guayaquil.

En su estadía de dos semanas en la ciudad, en julio pasado, grabó junto con su familia en varios lugares, entre ellos, el parque Stella Maris, en el Guasmo, donde ofreció un concierto, y Montañita, que escogió para realizar la renovación de votos con su esposa.

En el transcurso de la grabación se incorporó a la mamá del artista, Myrtha Aguilera, quien llamó la atención de la producción –dice– por la relación que sostenía con su nuera, Kathy Lynn, una exreina de belleza de Virginia (EE.UU.) y con quien el cantante tiene dos hijas y un hijo.

“Se dieron cuenta de que existían algunas cositas que ella como madre latina le exigía a su nuera”, comenta a este Diario.

En una entrevista a la agencia Efe, Mejía aseguró que en el reality espera representar a su gente latina “como debe ser”, y que con este programa pretende enviar un mensaje basado en lo que la cultura latina le ha inculcado: “Que hay que pelear por la familia, porque esta es lo más importante”.

El cantante dice que si todo va bien, comenzarían inmediatamente con la siguiente temporada, que serían otros diez capítulos, lo que implicaría cuatro meses de “trabajo duro”.

Anota que su mánager, Fausto Zúñiga Aguilera, se ha encargado de que “exista una gran expectativa” por el reality en Ecuador y Latinoamérica.

Añade que el próximo año vendrá a Guayaquil, ciudad en que lanzará la primicia del tema del reality, titulado The King, que habla de lo que Dios significa para él, y que fue dirigido por los Hermanos Shakamrani.