El artista de Rico suave vuelve a su tierra natal para grabar el último capítulo de su aún no estrenado reality y para cumplir con compromisos adquiridos por las fiestas de Guayaquil.

Gerardo Mejía llegará este fin de semana con toda su familia a la Perla del Pacífico: Su esposa Kathy Lynn y sus tres hijos (Jaden, Bianca y Nadia).

En esta ciudad terminarán de grabar la primera temporada del más reciente proyecto de Mejía, el programa Suave Says, que se transmitirá por el canal estadounidense VH1. Este gira alrededor de todo lo que sucede en el día a día de la familia mientras están en su casa y en sus trabajos en Los Ángeles, California.

El rapero comenta que cuando le hablaron de la posibilidad del reality enseguida contesto que sí. “Teniendo a Kathy, mi esposa, una exreina de belleza que siempre he dicho se parece a Lucy Ball, y yo un tipo latino de características como las de Ricky Ricardo, me dije: Claro que debe de funcionar”.

Agrega que en EE.UU. se lo conoce como un artista que tuvo un éxito rotundo en la época de los noventa y que actualmente es reconocido como productor, debido al éxito de Enrique Iglesias, que es uno de los artistas que maneja.

De su estadía en Guayaquil se filmará desde su presentación por las fiestas de la ciudad, el 19 de julio en el parque Stella Maris, hasta la renovación de votos de él y su esposa, luego de 21 años de casados.

En total, la primera temporada de Suave Says contará con 10 capítulos. Para producir el programa en el país llegaran desde Los Ángeles más de 30 personas entre ejecutivos, productores y técnicos, quienes pasaran siete días cubriendo todo lo que la familia Mejía realizará.

Luego del estreno del reality se verá qué tal le va en la televisión al intérprete de Sueña.

Cuando me hablaron de la posibilidad del reality (Suave Says) enseguida contesté que sí.Gerardo Mejía, cantante