Velas aromáticas, colores pasteles y aires acondicionados de última tecnología son productos adecuados, según especialistas, para que mamá tenga una noche placentera y de descanso en su dormitorio.

Roxana Navarrete, de almacenes Sukasa en el c.c. Mall del Sol, explica que para una mamá que llega estresada después de un día laboral pesado es recomendable ambientar su dormitorio con velas aromáticas de canela y vainilla.

“Estos aromas transmiten paz y quitan tensiones”, comenta Navarrete. En cambio, para las madres que lidian con sus bebés aconseja utilizar aromas de lavanda y frutas de campo. El costo de estas velas va desde $ 20 hasta $ 40.

Para mejorar su área de descanso, en una ciudad como Guayaquil, es ideal alejarla del calor. Los aires acondicionados que tienen tecnología nanoe-g, ayudan a eliminar virus y bacterias respiratorias, son una buena opción según Carlos Granja, de almacenes Artefacta en el c.c. Mall del Sol (av. Joaquín Orrantia). Se pueden conseguir, asegura, desde $ 800 hasta $ 1.200.

Publicidad

La lencería de cama también es vital en la decoración. Los colores pasteles, agrega Navarrete, influyen en la energía. Por lo tanto, los edredones, sábanas y almohadas deben ser de colores suaves como el palo rosa o un celeste bajo.

Beatriz Pacheco, diseñadora de hogar en De Prati, aconseja que los edredones sean 100% de algodón para que no le provoquen calor a mamá. El precio varía entre $ 50 y $ 134.

En cuanto al estilo en la decoración del dormitorio, Pacheco recomienda sábanas estampadas y que los portarretratos y cuadros vayan en tono al color de la cama. “Siempre tratando de no recargar la habitación (...), iluminar la habitación con luz amarilla; va a ayudar a darle calidez y confort tanto para el día como para la noche”, dice la diseñadora.

Para las mamás que duermen con sus bebés sugiere los protectores de colchones hipoalergénicos, antibacteriales y antiácaros. Estos se pueden conseguir en $ 50.

Publicidad

En el caso de las mamás que pasan los 50 años, dice que es factible que usen cojines entre las rodillas y una almohada clásica debajo de las piernas. A ellas les recomienda usar esencia de menta.

Los adornos de flores y plantas deben ser artificiales y en color vintage, Además de acompañar la habitación con un sofá o sillón con cojines. añade Navarrete. (I)