Espero que en aquella época se hable del “siglo robado”, porque opino que el daño causado se prolongará por muchos años.
Dicen que los venezolanos deben resolver sus problemas. ¿Cómo?, si no hay libertades, si el pueblo es asesinado, encarcelado, torturado, apresan a niños; si desconocen a la Asamblea elegida por el pueblo.
La libre expresión consta en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, igual que la participación en la democracia y otras potestades que asisten a los ciudadanos en una sociedad civilizada.
“La prensa está para servir a los gobernados, no a los gobernantes”, pensamiento de Hugo Black, juez de la Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos, en su decisión, cuando el Estado demandó al Washington Post en su intención de ocultar al pueblo las mentiras que el Gobierno había emitido sobre el estado de la guerra en Vietnam.
He visto con mucha preocupación que algunos políticos en nuestro país se empeñan en contradecir todo aquello que manifiesta su contrario ideológico, ni siquiera son capaces de un elemental análisis para dilucidar si algo bueno existe en lo que dice el contrario...
Simplemente, Otto; no hay por qué complicarse. Y antes de que se empiece a cuestionar los orígenes del nuevo vicepresidente del país, él asevero: “Soy ecuatoriano”. Y es que con tan llamativos e impronunciables apellidos se podrían causar malos entendidos.

Páginas