El Instituto para las Obras de Religión (IOR), conocido como el Banco Vaticano, es una institución de la Iglesia católica situada en la ciudad del Vaticano, creada por el papa Pío XII en 1942 con la finalidad de conservar y administrar los bienes confiados al Instituto, por personas físicas o jurídicas que tengan por meta actividades religiosas o caritativas. Entre otras funciones, permite a la Santa Sede administrar sus recursos y sirve para financiar a las iglesias con mayores necesidades económicas situadas en los países más pobres.
La detención de Luiz Inácio Lula da Silva hace de las elecciones presidenciales del próximo octubre en Brasil muy imprevisibles.

Páginas