¿Solo para mileniales?: Telenovela de Netflix

23 de Septiembre, 2018 - 00h00
23 Sep 2018
¿Solo para mileniales?: Telenovela de Netflix
¿Solo para mileniales?: Telenovela de Netflix
La familia de la Mora. Elenco central de La casa de las flores.
23 de Septiembre, 2018
23 Sep 2018

La casa de las flores es la tercera producción mexicana original de Netflix, siendo las dos primeras Club de cuervos e Ingobernable.

Creada y dirigida por Manolo Caro y con actrices estelares mexicanas como Verónica Castro y Cecilia Suárez, la trama gira alrededor de una familia de clase alta con toda la imagen de perfección para quienes ven desde afuera, empezando en el justo momento en que todo lo que se escondía debajo de la alfombra se empieza a revelar.

Esta comedia de humor negro y mucho drama es como una telenovela seriada para nuevas generaciones, y desde el segundo episodio debería tener una advertencia de no verse si no se tiene tiempo suficiente para terminársela entera, pues cada episodio te deja con más necesidad del siguiente.

Y bueno, como todo lo que es para nosotros los mileniales, es mucho más rápida que sus versiones más tradicionales. Son meramente trece capítulos, cada uno de alrededor de treinta minutos, los que conforman la primera temporada.

Mientras se podría pensar que esto la deja muy condensada, la experiencia fue muy diferente, en donde cada subtrama surge y concluye de forma impactante, refinada y justo a tiempo para llevarte a la siguiente. Con cada evento los escándalos a los que esta familia se expone continúan haciéndose cada vez más insoportables, mientras sus integrantes luchan por volver a un statu quo ya insostenible o liberarse para siempre de las cadenas del “qué dirán”.

En la cabeza absoluta de la serie están sus mujeres: fuertes, listas, decididas y llevando la narración para adelante. En el papel de la matriarca tenemos a Virginia de la Mora, interpretada por Verónica Castro. La llamada Reina de las telenovelas comenta en entrevistas su sorpresa sobre la manera en que su personaje rompe por completo con los moldes tradicionales de los culebrones a los que ella había estado acostumbrada, comentando que en formatos televisivos no permitían que se fuese tan abiertos con “las verdades”.

Efectivamente, esta producción es muy distinta a esas telenovelas que ya mucho me he quejado en artículos anteriores, donde sienten la necesidad de poner la música malvada con cualquier persona que haga gesto indigno para una princesa o príncipe de Disney. Generaciones pasadas atraídas por la señora Castro podrían asustarse con las escenas de travestis y otros personajes queer que son prominentes en la serie, pero para quienes tomamos la diversidad con la naturalidad de nuestros tiempos nos queda clarísima la forma en que expande los temas principales sobre secretos, apariencias y una verdad más variada de lo que es cómodo hablar en la mesa con los abuelos.

Elena de la Mora (interpretada por Aislinn Derbez, hija del actor mexicano Eugenio Derbez) fue el personaje más aburrido, con una historia plana y predecible. Esto no es falta de la actriz, pero sí del libreto que hizo palidecer sus desventuras en comparación con las del resto. La verdad es como falla esto igual queda corto, ya que aquí no hay un solo personaje malo, pero sí un par que son menos divertidos.

Paulina de la Mora, interpretada por Cecilia Suárez, obviamente es la actriz musa y preferida del creador de La casa de las flores. Su corazón de mártir, comentarios de diabla y tono de engreída caricatura me robaron el corazón desde el capítulo número uno, y mi amor solo creció a medida que los episodios se fueron apilando.

Habiendo hecho una crítica deliberadamente baja en spoilers, recomiendo esta serie a cualquier fan desde edad adolescente hasta los que tengan el vigor para moverse con la ola de estos tiempos y a todo vapor hacia su segunda temporada, ya en progreso. (O)

ojosecosec@gmail.com

¿Solo para mileniales?: Telenovela de Netflix
Columnistas
2018-09-29T15:43:10-05:00
“Recomiendo esta serie a cualquier fan desde edad adolescente hasta los que tengan el vigor para moverse con la ola de estos tiempos y a todo vapor hacia su segunda temporada, ya en progreso”.
El Universo