En carreteras, calles, del país, circulan camionetas en cuyos baldes transportan peligrosamente pasajeros y productos.


Opinan lectores: No solo se debe castigar con reducción de puntos en la licencia de manejo, sino con multas y aun con prisión cuando se pone en peligro la vida de gente, animales, o hay accidentes, muertes. (I)


Publicidad

Marcela de Padilla

Es peligroso llevar pasajeros en baldes de camionetas, camiones, no tienen cinturones de seguridad, van sentados en los filos del balde, van parados, no tienen manubrios para sostenerse, es denigrante.

Cada vez que hay paros, choferes inescrupulosos abusan con camiones y camionetas llenos de personas, cobran caro el pasaje, transportan en condiciones peligrosas como si los usuarios fueran ganado, ni a los animales deben tratar así. Y el dejar encerrados en un vehículo a menores de edad y a animales es también cruel, ignorancia, atentado a la seguridad y la vida. Deben no solo quitar muchos puntos, 70, 80, en la licencia de conducir, sino dar prisión al chofer por espacio de 5 años; si hay muertos 35 años de sentencia en la cárcel. (O)


José E. Ortoneda Sánchez

Eso no es correcto, de ninguna manera. El ser humano, como racional que es, debe razonar y acostumbrarse al orden, a la disciplina, a la responsabilidad y al respeto a las leyes, a la vida y al prójimo.

Publicidad

Si queremos respeto, acostumbrémonos a respetar; y si queremos vivir en paz, respetemos el derecho ajeno. Recordemos en nuestro diario vivir las frases célebres: “Respeta para que te respeten”, y la del político mexicano Benito Juárez: “El respeto al derecho ajeno es la paz”. (O)


Geannine Montalvo

Las dos causas son motivo para una fuerte multa económica, al culpable privarle de manejar vehículos, recluirlo en la penitenciaría, más aún en accidentes de tránsito como cuando hay de por medio pérdidas de vidas de inocentes.

Por qué vamos a permitir que estas fallas continúen, no sean infracciones. ¡Basta, autoridades de tránsito! (O)


Patricio Rodríguez

Señores, la vida de las personas vale oro. ¿Cómo es posible no castigar a los irresponsables que dejan metido a un niño, un perrito, un gato..., en un vehículo y se largan a comprar, visitar, ver una película, al banco, al médico, a cortarse el pelo, al gimnasio, etc.? ¿Cómo es posible no castigar a los irresponsables que embarcan gentes, el doble en peso, en un vehículo como la camioneta (también en moto vemos viajar a toda la familia)?

Viveza de ciertos transportistas. Y desconocimiento de educación vial, urbanidad y de civismo, de ciertos usuarios, choferes y autoridades. (O)