El presidente electo, Guillermo Lasso, fue recibido ayer en la Casa de Nariño, sede del Gobierno colombiano, por el presidente Iván Duque. La visita, que obedeció a la invitación extendida por el mandatario del país vecino, tuvo como objetivo fortalecer las relaciones entre naciones hermanas que requieren acordar objetivos en materia de comercio, seguridad, migración y multilateralismo.

El periodo presidencial que se iniciará el 24 de mayo próximo en Ecuador afronta grandes retos y los cambios que se prevén no serán menores. La política interna y las relaciones internacionales deberán comprender definiciones que favorezcan a la gobernabilidad y a la vez fomenten el desarrollo en un ambiente democrático.

Concluido el encuentro de ayer en la capital colombiana, ambos interlocutores expusieron mensajes satisfactorios en redes sociales y ante la prensa.

El presidente Iván Duque anunció que en calidad de presidente pro tempore de la Alianza del Pacífico gestionará el acceso de Ecuador al grupo conformado por Colombia, México, Chile y Perú, organismo que busca alentar la integración regional, así como un mayor crecimiento, desarrollo y competitividad.

El presidente electo de Ecuador, Guillermo Lasso, agradeció el aval ofrecido para la integración a la Alianza del Pacífico y destacó otros temas tratados, como la apertura económica y de movilidad, así como la cooperación en materia de seguridad para luchar contra el narcotráfico y el crimen organizado transnacional.

También fueron temas trascendentales de la reunión la equidad en la distribución de vacunas en contra del coronavirus y la vigencia del sistema democrático en la región: “Lucharemos por la plena vigencia de la democracia en América Latina”, sostuvo Lasso.

Alentar la integración fronteriza entre Ecuador y Colombia puede redundar en grandes beneficios; sin embargo, temas de reciente data deben evaluarse para un tratamiento apropiado y de beneficio mutuo para los habitantes de ambos países. (O)