Soy jubilado, miro cómo se desmoronan la seguridad social y las pensiones jubilares ante la mirada impávida del Gobierno y de depredadores políticos.

Las voces reiteradas de los jubilados de que el IESS (Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social) está en peligro de desaparecer han sido constantes en los últimos años dado que se ha convertido en la caja chica de los Gobiernos de turno, en la casa de la corrupción de políticos. Las pobres pensiones que recibimos los jubilados no se compadecen con la vida cara del Ecuador. Exigimos un alza de los valores de las pensiones jubilares. (O).

José Manuel Aguilar Reyes, jubilado, Memphis, EE. UU.