También pido, como muchos lectores, no nos hagan rogar señores autoridades para la vacunación. Si no tenemos internet o teléfonos sofisticados, ni redes sociales de Twitter, Facebook, etc., no nos van a vacunar nunca.

Vacunen en las parroquias. Lectores proponen dicha idea.

Convocan por internet, inscriben por internet, por una sola página donde millones de ecuatorianos y migrantes están prendidos y se colapsa. Por qué en Ecuador toda la vida hacen engorrosos los trámites. Cuándo va a terminar esta burocracia. Vacunen en malls, plazas, instituciones, urbanizaciones, barrios, ciudadelas, parroquias urbanas y rurales; no en una sola universidad, en un solo hospital y en un solo centro de salud del suburbio, donde van a cada uno más de 300 personas en un mismo día y no saben qué hacer, y que han llamado al público ese mismo día que deben vacunarlo y le dicen venga corriendo. Den fecha, hora, dirección exacta con un mes de anticipación y avisen por los medios de comunicación dos semanas antes y luego vuelvan a recordarlo dos días antes de vacunar. Supriman las torturas de las páginas de internet y las llamadas a call center o números que no responden. (O)

Marcelina de Núñez, Guayaquil