¿Cuándo un presidente nuevo abolirá la ley de vagancia que inventó un pésimo exgobernante (huido a Europa) que se pasó insultando y viajando, y movió los días cívicos y festivos a otros días, con objeto de dar lugar a los famosos feriados para generar turismo.

En feriados puede haber turismo en ciertos balnearios y ciudades, pero en muchos cantones los negocios, las peluquerías, las barberías, los bazares, el taxismo, etc., no tienen clientes en feriados de tres días, cinco días. En Guayaquil los taxistas no hacen muchas carreras, ya que las personas se van al mar, al campo, la Sierra, o quedan en casa comiendo, durmiendo, chateando. Ecuador no solo es número uno en delincuencia y corrupción, sino en puentes de feriados. El martes 24 (batalla del Pichincha) hay feriado, lo trasladan al lunes 23 de mayo. ¡Falta de respeto mover las fechas de la patria!, por eso los niños y jóvenes no tienen civismo, les gustan los feriados porque son ocio. ¿A los presidentes que apoyan feriados y cambios de fechas, les gustaría que les cambien el día de su cumpleaños? (O)

Artemio Sarango, Guayaquil