Hace más de un año el mundo se enfrenta con una pandemia mundial a causa del COVID-19 que continúa expandiéndose y causando muerte y devastación a nivel mundial.

En esta lucha, Taiwán se ha constituido en ejemplo por su manejo exitoso de la pandemia, pero sigue excluido del sistema global de prevención de epidemias; no es miembro de la Organización Mundial de la Salud (OMS), generando una brecha en la prevención de enfermedades infecciosas transnacionales y de seguridad sanitaria. Pese a esto ha seguido contribuyendo con la comunidad internacional en donaciones de mascarillas quirúrgicas y otros artículos de prevención a varios países del mundo.

Si algo nos ha enseñado la pandemia del coronavirus es que solamente uniendo esfuerzos se puede garantizar el bienestar de la humanidad a través de una completa y estrecha cooperación internacional sin dejar de lado a nadie. (O)

Verónica Pazmiño, Guayaquil