El domingo 20 de junio es el Día del Padre. Las publicidades en las redes sociales de ropa, aparatos electrónicos, comidas, etc., para los padres empezó a publicarse. Si bien es cierto que para las madres hay más ruido, regalos, ofertas, promociones, celebraciones, planes; el papá es muy importante en la familia y debe recibir felicitaciones, y por lo menos la comida que le gusta y una tortita.

Aunque estamos en pandemia los hijos invitarán al papá a comer fuera de casa, escoger un regalo, la playa, los malecones, un piscinazo en piscina de plástico en la calle de su barrio, contratarán mariachis o guitarristas, un baile en el vecindario con los padres, etc. Los hijos de padres ya fallecidos llevarán flores a los cementerios. Ojalá mantengan más firmes los protocolos de bioseguridad desde el viernes al domingo, por el COVID. Nada dicen los COE, ni las autoridades de salud, para prevenir aglomeraciones o fiestas, borracheras. (O)

Emilio G. Tinoco Z., Quito