Habitantes de la ciudadela Abel Gilbert 3 y ciclistas se han unido para empujar el pedido de la apertura del puente basculante que conduce desde ese sector de Durán hacia la isla Santay.

En cuatro fines de semana han logrado recolectar unas 250 firmas de personas que se han interesado en cruzar el paso de 678 metros de longitud, pero se han topado con el cierre de este.

En Durán piden la pronta habilitación del viaducto, aunque las camineras permanezcan sin acceso. Esos pasillos, hechos de láminas de una mezcla de madera y plástico conocido como WPC, evidencian daños e incluso la sustracción en varios tramos.

Desde agosto del 2018 el puente de 678 metros está cerrado tras el impacto de un barco que quedó al garete luego de desprenderse de un muelle cercano. Dos años tomó su reparación, pero los ciudadanos de Durán no pueden contar con su habilitación hasta ahora.

Publicidad

Luis Vives, dirigente del comité de Abel Gilbert 3, lamentó que sobre todo los fines de semana llegan turistas de otras provincias como Santa Elena, El Oro y Azuay que buscan sin éxito dirigirse por las camineras de Santay. Al intentar subir al puente no lo pueden hacer por el bloqueo del paso con vallas plásticas.

“La gente que viene de otro lado quiere caminar o andar en bicicleta por el puente, nuestro sector está declarado como zona turística, pero con un puente cerrado”, contó, y compartió varios videos en los que los ciudadanos auguran su pronta apertura.

Durán-Santay, el puente que fue reparado hace dos años, continúa cerrado por un trámite burocrático. La obra sigue en manos del contratista, según Ministerio del Ambiente

Pedro Villegas, ciclista e integrante del colectivo Bici Riel, sostuvo que se han organizado plantones y rutas ciclísticas saliendo desde ese punto del puente basculante hacia otros puntos de la provincia para concienciar sobre la importancia de este espacio para la comunidad.

Pedido de moradores de Durán para la apertura de puente que va hacia isla Santay. Foto: Cortesía

Consideró que debería darse apertura del paso en una primera etapa para el paseo de los locales y visitantes, pese a que los senderos que van hacia la ecoaldea deban seguir cerrados.

Publicidad

Así como Vives, él resaltó la importancia de contar con un esparcimiento natural tanto para locales como extranjeros, teniendo en cuenta el contacto con el río y la naturaleza de la isla.

“Es lamentable, ya van para cinco años que el puente sigue cerrado y el camino vecinal (senderos) ya está desmantelado, se han llevado algunas cosas y no se puede acceder, principalmente nosotros estamos pidiendo que se abra el puente”, comentó, al lamentar que siga la falta de conexión entre el cantón y la isla.

Asimismo, Vives enfatizó el aporte turístico y comercial que podría generar la habilitación del puente para los negocios de comida y otros artículos de la cdla. Abel Gilbert 3. El ingreso y salida de visitantes por sus propios medios o en la Aerovía dinamizaría el comercio en los negocios de la zona, dijo.

A fines del 2021, el Ministerio del Ambiente informó que la obra aún estaba en manos de la empresa contratante a la espera de su entrega al Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda (Miduvi). “Al ser el puente peatonal una obra no entregada, no se puede disponer de la misma sin la respectiva comunicación de finalización de obra para el uso y administración”, se indicó en ese entonces.

Asimismo, la cartera de Estado señaló que las camineras también tenían daños, por lo cual eran necesarias reparaciones con la empresa contratista bajo supervisión del Miduvi. (I)