La Fiscalía General del Estado informó esta mañana sobre la apertura de una indagación previa contra el ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos, por el presunto cometimiento del delito de tráfico de influencias en la distribución de las primeras dosis de vacunas contra el COVID-19.

Esta investigación se abre en base a las denuncias de varios gremios, entre esos la agrupación Acción Jurídica Popular, además del pedido de la Asamblea, refirió la entidad en sus redes sociales.

A su vez, el Pleno de la Asamblea aprobó una resolución en la que se apoyan un juicio político contra Zevallos y exigen su destitución al presidente Lenín Moreno, quien ha defendido al funcionario.

Publicidad

Esta misma semana la Defensoría del Pueblo colocó una denuncia por la presunta comisión de los delitos de peculado y tráfico de influencias por parte del funcionario. Diversos sectores han criticado que brigadas de vacunación acudieron a un centro gerontológico privado de Quito, que no constaba en la lista oficial de los sitios que en la fase piloto iban a ser beneficiadas con las primeras 8.000 dosis del fármaco de Pfizer. Luego se informó que en el lugar residen allegados del ministro.

La noche del último miércoles, el ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos, habló sobre los procesos que contempla la inmunización en Ecuador. Detalló que el programa tiene cuatro fases. En la denominada fase piloto se incluye al personal médico que están en primera línea, adultos mayores de centros gerontológicos y sus cuidadores.

"Si alguien desearía (hubiese deseado) que dentro de este proceso hubiera dejado fuera a mi madre o a cualquier otra persona, debo decirle que difiero con todo respeto con ese criterio sobre este histórico proceso que se ha realizado", señaló. (I)