Actualizada a las 20:00

Las denuncias por colocación inadecuada de las vacunas de COVID-19 también se conocieron en la capital azuaya.

La mañana de este lunes un grupo de médicos del hospital Vicente Corral Moscoso hicieron un plantón para exponer esta supuesta anomalía. Las autoridades locales no respondieron aduciendo que no tienen autorización desde Quito.

Los indignados galenos se autoconvocaron en los bajos del hospital público Vicente Corral Moscoso. Estuvieron ahí por pocos minutos y subieron a una reunión con el gerente del sanatorio, Iván Feicán.

Publicidad

Antes de ingresar expusieron que las primeras dosis de las vacuna de Pfizer no fueron colocadas exclusivamente a personal que trabajó en la denominada primera línea de atención sino que también se aplicaron a personal administrativo y profesionales de otras áreas como cirugía estética o pediatría.

Nicolás Pacheco, médico del área COVID, aseguró que los trabajadores de está área están molestos e indignados porque de las 108 vacunas que llegaron el pasado jueves desde Guayaquil, apenas un 10% fue destinado a los que atienden a pacientes críticos de coronavirus.

“Hay una lista y solo se eligió un diez por ciento de los médicos que están en primera línea, eso queremos que se nos aclare. Ellos (El Ministerio) debían dar información”, afirmó.

La tarde del domingo pasado este malestar fue un rumor de redes sociales, pero desde las 09:30 de este lunes se formalizó.

El Minsiterio respondió a través de un comunicado. En el documento, la cartera indicó: “De acuerdo a lo establecido, en la nómina de las personas a vacunarse se priorizó a médicos, enfermeras, auxiliares de enfermería, residentes, fisioterapistas respiratorios, personal de apoyo y limpieza que laboran en áreas destinadas a la atención de pacientes con COVID-19, como hospitalización, unidad de cuidados intensivos, emergencia y triaje respiratorio”.

Pero líneas más abajo en el comunicado del Ministerio de Salud se argumentó: “El riesgo de contraer el virus también se presenta en áreas donde se atienden a pacientes con otras patologías y puedan estar contagiados de la COVID-19 y ser asintomáticos, por tanto, se considera que todo el personal que labora en los establecimientos de salud es de primera línea”

Al consultar del tema a Iván Feicán, gerente del hospital señalado, aseguró que no puede dar declaraciones porque no tiene autorización desde la Coordinación Zonal. (I)