Figuras religiosas rotas se evidenciaron en las fotos compartidas por la Conferencia Episcopal Ecuatoriana sobre lo acontecido el pasado 17 de enero en la capilla del sector La Soledad, en la parroquia del Progreso, en Galápagos.

De acuerdo a un comunicado, el obispo vicario apostólico, monseñor Patricio Bonilla, visitó cuatro días antes la capilla, que territorialmente no pertenece al Vicariato Apostólico de Galápagos, y esta se encontraba sin novedades.

Sin embargo, el domingo se observaban las imágenes en el piso y rotas. Hasta el lugar se trasladó el comandante de la Policía Nacional de la zona y la teniente político del sector para corroborar el hecho.

Imagen compartida por la Conferencia Episcopal Ecuatoriana.

La Conferencia explicó que en los últimos meses hubo un descuido ante los factores civiles y eclesiásticos que impidieron la atención pastoral del sector.

El Vicariato Apostólico de Galápagos hizo un llamado a las personas a denunciar las agresiones vandálicas que se den.

"Oremos para que estos hechos no vuelvan a repetirse. Oremos para que existan valores de tolerancia, respeto y responsabilidad en toda persona. Y oremos para que Dios nos provea de vocaciones sacerdotales y misioneras que puedan seguir pastoreando y acompañando al pueblo de Dios", señaló Bonilla. (I)