En la investigación de la muerte de Lisbeth Baquerizo habrían actuado hasta el momento tres jueces: el primero supuestamente giró el 29 de diciembre la orden de detención contra Luis H., el esposo de la mujer asesinada en Puerto Azul; el 9 de enero otra jueza de la Unidad Especializada de Violencia contra la Mujer dictó prisión preventiva al médico que firmó el acta de defunción; y el tercer magistrado giró la boleta de detención para fines investigativos contra otros miembros de la familia del sospechoso y contra un funcionario de la funeraria, el miércoles 13 de enero.

Ahora no se sabe bien quién lleva el caso y por eso desde hace ocho días que el fiscal Luis Machado solicitó fecha para vincular al femicidio al esposo de Lisbeth y a Richard A., quien formolizó su cuerpo, aún no hay respuesta.

Este Diario accedió a los documentos emitidos por la Fiscalía y conoció que el jueves 14 de enero el fiscal Machado insistió para poner fecha, pero hasta este martes no se concretaba.

Publicidad

Se conoció que la jueza que dictó prisión preventiva al médico, único detenido, se había inhibido de actuar en el caso y que lo había enviado a sorteo.

Mientras tanto, la familia de Lisbeth sigue protestando cada mañana afuera de la Fiscalía de La Merced. Sus padres no descansan, y con el apoyo de amigos, allegados y colectivos sociales reclaman celeridad.

Quienes pasaban por allí se quedaban horrorizados al ver los carteles donde se muestran las heridas que Lisbeth tenía pegadas con La Brujita (pegamento) en la cabeza y la foto de cómo fue hallada la mujer en la escalera.

Publicidad

Varios conductores este martes pitaban al pasar por esa calle. Otros se acercaban a los padres de Lisbeth y les daban el pésame.

Mientras tanto, en el piso 4 del edificio de la Fiscalía se esperaba que llegaran a dar su versión “libre y voluntaria” los familiares de Luis H., los mismos que se habrían fugado el miércoles pasado minutos antes de que llegaran a allanar su casa en Puerto Azul.

Publicidad

La madre de Lisbeth, Virginia Muñoz, consideró esto una burla de las autoridades, pues pese a que se desconoce su paradero desde la semana pasada no hay una alerta a la Interpol porque no han sido vinculados al caso.

Ni siquiera Luis H. ha sido vinculado, por lo que no hay aún alerta a la Interpol.

De nada sirve que se comparta la cara de ellos, simplemente se fueron de vacaciones porque nadie los está buscando. Si un Policía los reconoce en el extranjero no hay cómo detenerlos porque no han notificado a la Interpol”, reclamó Virginia este martes.

El jueves 21 se cumple un mes del asesinato de Lisbeth y por ahora hay cinco prófugos y un detenido en este caso.

Publicidad

Además, se investiga a dos funcionarios de la Fiscalía del Guayas por fuga de información y por supuestamente advertir a la familia involucrada que iban a allanar su casa el miércoles pasado.

Este Diario solicitó a la Fiscalía General del Estado más información sobre esta investigación y sobre los funcionarios involucrados en el hecho pero el departamento de Comunicación respondió que: "el caso se encuentra en investigación previa, por lo cual es de carácter reservado, según lo dispone el Código Orgánico Integral Penal (COIP) en su artículo 584".(I)